Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Economía BBVA CON LA TECNOLOGIA E INNOVACIÓN

Queremos ayudar a los padres a calcular el coste de tener un bebé

Whatsapp
Antoni Calderón Roig nos explica todas las ventajas que ofrece Baby Planner, la nueva herramienta digital desarrollada por BBVA.

Antoni Calderón Roig nos explica todas las ventajas que ofrece Baby Planner, la nueva herramienta digital desarrollada por BBVA.

Antoni Calderón Roig nos habla sobre la herramienta digital lanzada por BBVA llamada Baby Planner que está destinada a aquellas familias que están pensando en tener un bebé, que lo están esperando o que ya lo han tenido. El objetivo es acompañar a los clientes en uno de los momentos más importantes de su vida tanto a nivel familiar como económico. Porque la llegada de un bebé supone un gran impacto a nivel económico para la familia y un gran cambio en el día a día.

¿Qué objetivo tiene la herramienta digital Baby Planner presente en la APP de BBVA?

Se trata de poder proporcionar la máxima información a los padres ante la llegada de un bebé, ya que esto supone un cambio fundamental que afecta a todos los ámbitos, así pueden planificar su economía de una manera más eficiente. Con esta herramienta queremos acompañar a nuestros clientes en uno de los momentos más importantes de sus vidas y ayudarles en la toma de decisiones, de una manera muy ágil ya que está integrada en la propia APP del BBVA.

Hay alguna manera de saber cuál es el coste de tener un nuevo bebé?

Te puedo decir de primera mano que existe un coste, yo mismo con 3 hijos que tengo en cada llegada de un nuevo bebé lo he notado, con BBVA Baby Planner queremos ayudar a los padres para que puedan calcular este coste, en la aplicación encontrarán una lista personalizable del equipamiento que puede necesitar un bebé cuando nazca y lo que puede costar, por ejemplo el cochecito, la cuna, etc. La aplicación también nos da información de los gastos mensuales derivados del cuidado del bebé, por ejemplo la alimentación, los pañales, la guardería, etc.

En qué ayuda al cliente?

Para los padres que están esperando tener un bebé, como ya he anticipado anteriormente podemos entrar en el apartado de equipamiento, de esta manera podemos saber los productos que necesita el bebé en su primer año y su coste, todos ellos son editables para el usuario, y con un sólo click se puede calcular como influirían estos gastos en la economía de la familia.

También puede calcular aspectos sobre la conciliación familiar, como puede ser pedir reducción de jornada o una excedencia?

La nueva herramienta de BBVA también ofrece la posibilidad de conocer el impacto que tendría una reducción de jornada o una excedencia laboral en la economía familiar. Para este cálculo se tiene en cuenta los ingresos y los gastos, que en caso de los clientes de BBVA la herramienta ya los sabe aunque también se pueden editar.

Las personas que no son clientes de BBVA también pueden acceder a esta herramienta digital?

BBVA Baby Planner está disponible tanto para clientes de BBVA como para no clientes, y podrán conocer de manera anticipada, el impacto que supone la llegada de un hijo en su economía.

La herramienta contempla tres escenarios distintos.

Esto es muy importante, ya que es el punto de partida para empezar la simulación, es decir BBVA Baby Planner nos deja elegir 3 escenarios: estoy pensando tener un bebé, estoy esperando un bebé, y ya tengo mi bebé.

Y no solo informa del impacto económico, en qué más da soporte?

Ofrece temas de interés para los futuros padres, por ejemplo los trámites necesarios en el registro civil, consejos sobre la seguridad del bebé cuando viaja en coche, calendario de vacunas...

La llegada de un hijo cambia mucho la economía familiar, «BBVA Research» ha hecho estimaciones y estudios sobre la llegada de un bebé a un hogar. ¿A qué conclusiones han llegado?

El gasto monetario de las familias que tienen un niño de hasta tres años es un 10% mayor que el de aquellas que no lo tienen.

Comentarios

Lea También