La subida de precios dispara la recaudación de impuestos en Tarragona a niveles de 2008

La aportación al fisco bate el récord de los últimos 13 años. La inflación eleva los ingresos por IVA o por la gasolina, una tendencia que apunta a una recuperación pero exprime al ciudadano

Raúl Cosano

Whatsapp
En Tarragona se ha disparado la recaudación por impuestos del carburante. Foto: Alba Mariné

En Tarragona se ha disparado la recaudación por impuestos del carburante. Foto: Alba Mariné

La recaudación de impuestos pulveriza récords en Tarragona, con cuantías que superan los niveles prepandemia e incluso van más allá. De hecho, entre enero y septiembre de este año se ha logrado la mayor recaudación de los últimos 13 años en la provincia. Hay que volver a 2008, cuando todavía estaban vigentes los efectos de la burbuja inmobiliaria, para ver una estadística mayor.

La dinámica ofrece varias lecturas: una de ellas es el incremento de la presión fiscal sobre el ciudadano, en el que la subida de la electricidad y la inflación desorbitada tienen mucho que ver. Además, en 2021 entraron en vigor la subida del IRPF a rentas altas, el alza del IVA a las bebidas azucaradas, la tasa Google o los impuestos sobre transacciones financieras y primas de seguro. A nivel catalán, el nuevo impuesto a las emisiones de los vehículos es otra muestra, que se añade a los incrementos que han podido aplicar los ayuntamientos en cuanto al IBI. La otra reflexión tiene que ver con el dinamismo económico. Los datos recaudatorios de la Agencia Tributaria son un reflejo claro de una incipiente recuperación, que cogió fuerza sobre todo a partir del verano, con un incremento de los beneficios de las empresas y un consumo al alza de la ciudadanía, que se ve en aspectos como la compraventa de vivienda.

Evolución de la recaudación de los ingresos tributarios en la provincia (de enero a septiembre). DT

Economía en marcha

En los primeros nueve meses del año, la recaudación se ha elevado a los 1.389 millones de euros en Tarragona, un 11,7% más que en 2020, un año anómalo y poco comparable marcado por las restricciones y los cierres. Pero igualmente la cifra supera la de los cursos anteriores que no tenían nada que ver con la pandemia.

Aunque es una señal de que la rueda económica está en marcha, no se puede entender la recaudación de impuestos sin lo que está ocurriendo con el alza de los precios. El coste de la electricidad ha ido en aumento en las últimas semanas y con ello ha arrastrado a todo tipo de productos de la cesta de la compra. A su vez, el colapso mundial de suministros tras los parones de la pandemia ha elevado las tarifas. El impacto en el IVA es una consecuencia directa. «Si aumentas la base imponible, lo que estás pagando por un producto o un servicio que se ha encarecido, eso se traduce en que la recaudación va a ser mayor», indica Rafael Muñoz, economista del gabinete de estudios de la Confederació Empresarial de la Província de Tarragona (Cepta). Muñoz recuerda que «es una dinámica que se percibirá claramente en los hidrocarburos, que están aumentando de precio y se verá en el IVA, que es el índice que va a utilizar el gobierno para recaudar, de una forma general e inmediata».

«Si aumenta el precio de un producto o servicio, también estás pagando más impuestos»
Rafael Muñoz. Economista de la Cepta

La recaudación del IVA ha crecido un 12,4% en lo que va de año en relación con el anterior: de 551 millones de euros a 619 en las comarcas tarraconenses. La cifra actual es menor aún que la de 2019 pero mayor que la de 2018, 2017 o 2016.

Ampliar la brecha

La afectación en los precios genera un perjuicio generalizado y transversal. Muñoz advierte de los «riesgos de que se amplíe la brecha» entre clases: «Habrá diferencias entre la gente que tiene asegurados sus ingresos y los que no disponen de capacidad para repercutir la inflación, que es el impuesto de los pobres, porque no tienen esa opción para igualar el incremento de precios».

Mucho más espectacular, según el balance del fisco en Tarragona, es la evolución de lo recaudado en los impuestos especiales, donde se incluye el alcohol o el tabaco, pero otros dos productos decisivos como el carburante y la propia electricidad. Los 44,3 millones de euros recaudados son un 56% más que en relación a 2020, pero se trata de un incremento aún más abultado si se compara con 2019. En ese mismo intervalo de ese año, no afectado por la pandemia, la recaudación fue de 26,9 millones, un 64,6% menos. No parece compensar el recorte aplicado por el Gobierno, que hasta final de año decidió rebajar el impuesto especial eléctrico del 5,11 % al 0,5% que graba el recibo de la luz de hogares y empresas y que cobran las autonomías. A pesar de ese recorte para compensar la escalada de precios, la previsión es que el Estado ingrese en toda España unos 1.100 millones de euros más que en los dos ejercicios previos a la pandemia.

El IRPF es otro de esos tributos con una inercia al alza. En Tarragona se han recaudado hasta la fecha 531 millones, un 13,2% en relación al año pasado y un 10% más que en 2019, cuando se ingresaron 481 millones por ese concepto. El impuesto sobre tráfico exterior ha crecido casi un 10% respecto a 2020 mientras que el Impuesto Sobre Sociedades ha disminuido un 10,8%.

Los ingresos tributarios totales alcanzarán los 232.352 millones de euros en 2022 en España, lo que supone un incremento del 8,1% respecto a la previsión de recaudación de 2021, de acuerdo con el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022. Para el año que viene, el Ejecutivo espera que la recaudación fiscal se dispare: un 6,7% el IRPF, un 11,8% Sociedades y un 9,5% el IVA.

Durante 2021: Los precios suben el triple que los sueldos en Tarragona

En septiembre la inflación subió un 4% en Tarragona, según el balance de INE. Se trata del mayor incremento en nueve años, desde finales de 2012, cuando la subida fue del 4,1%. Pero lo peor no es el crecimiento en sí sino cómo eso se traduce en una pérdida del poder adquisitivo, sobre todo porque los ingresos se tambalean, justo en un momento precario por el impacto de la Covid-19. Los sueldos están subiendo pero lo hacen a un nivel muy inferior.

Solo hay que mirar los últimos datos del Ministerio de Trabajo: los salarios por convenio han crecido en lo que va de año un 1,15%. Por lo tanto, los precios en Tarragona están creciendo el triple que los sueldos durante estos meses. Y viene siendo así durante todo el año. Los salarios se han movido en un incremento que ha oscilado entre el 1,15% y el 1,26%, muy inferior a las tasas de 3,3 o 3,6% del IPC, que han llegado incluso a alcanzar ese 4%, que seguramente quedará superado cuando se conozca el dato de octubre. 

En Tarragona: La recaudación crece un 18% en septiembre

Septiembre es el último mes con la recaudación disponible según la estadística que va publicando la Agencia Tributaria. El aumento del Índice de Precios al Consumo (IPC), ese indicador clave del coste de la vida, fue el mayor de los registrados en este 2021; a su vez, también lo fue la aportación de Tarragona en sus tributos a Hacienda, que creció un 18% en relación al mismo periodo del año anterior. Es el porcentaje e aumento más alto de todo el año. Hay que regresar a 2013 para ver un mes de septiembre con una recaudación tan elevada de los ingresos tributarios. La dinámica puede perpetuarse hasta final de año si persisten los incrementos de precios y sigue aumentando la inflación. 

Temas

Comentarios

Lea También