Economía Empresas

Repsol invertirá 18.300 millones hasta 2025

La compañía pone el foco en la descarbonización y en una reorientación de negocio industrial para enfocarse en los biocombustibles y el hidrógeno

AMPARO ESTRADA

Whatsapp
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol. FOTO: Cedida

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol. FOTO: Cedida

Repsol invertirá 18.300 millones hasta 2025 para convertirse en una «compañía energética global» y «ser protagonista en la transición energética». Las inversiones en iniciativas bajas en carbono representarán un 30% del total, ya que ascenderán a 5.500 millones de euros, según su nuevo plan estratégico para el periodo 2021-2025. El consejero delegado, Josu Jon Imaz, destacó que se trata de una «apuesta multienergía que combina todas las tecnologías para la descarbonización. Debido al impacto de la crisis provocada por el coronavirus, la compañía divide el plan en dos periodos: en los dos primeros años se enfocará en asegurar la fortaleza financiera, para lo que priorizará medidas de eficiencia, reducción de inversiones y optimización del capital, al tiempo que se desarrollarán proyectos para liderar la transición energética. A partir del año 2022, una vez superada la crisis, el Plan se enfoca en la aceleración del crecimiento.

La compañía apostará por la descarbonización de su cartera de activos y el desarrollo de un nuevo modelo operativo. Para ello, se apoyará en cuatro pilares: la eficiencia energética, la economía circular, el hidrógeno renovable y la captura y uso de CO2. Y se reorganizará en cuatro áreas de negocio, y se plantea la entrada de socios o inversores en el área de energías renovables, o incluso su salida a Bolsa.

En el área industrial, los siete grandes complejos industriales de Repsol en España, Portugal y Perú se transformarán en hubs multienergéticos, capaces de generar productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono y de impulsar nuevos modelos de negocio basados en la digitalización y la tecnología. Repsol quiere convertirse en una empresa de referencia en biocombustibles sostenibles, con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas en 2025 y más de dos millones en 2030. Para ello, ya cuenta con varios proyectos en marcha en sus refinerías. El hidrógeno renovable será otro importante vector para la descarbonización de la industria, con aplicaciones que van desde su uso como materia prima para producir combustibles sintéticos hasta el almacenamiento de energía renovable. Repsol ambiciona ser líder en hidrógeno renovable en la Península Ibérica para alcanzar en 2025 una producción equivalente de 400 MW, con la ambición de superar 1,2 GW en 2030. La captura y uso de CO2 será fundamental en este proceso de transformación. El Plan 2021-2025 eleva los objetivos de reducción de emisiones, con una disminución de la intensidad de carbono del 12% para 2025, del 25% para 2030 y del 50% para 2040.

Temas

Comentarios

Lea También