Repsol refuerza su papel como proveedor clave de polímeros para la automoción

El proyecto tiene un presupuesto total de 31 millones de euros destinados a nuevas inversiones y a la transformación de la línea de producción y se enmarca en la línea estratégica de fabricar productos diferenciados

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de la empresa Repsol. Foto: Pere ferré/DT

Imagen de archivo de la empresa Repsol. Foto: Pere ferré/DT

Repsol cuenta con la primera planta de la Península Ibérica para la fabricación de polímeros de muy alta resistencia al impacto. Para producir estos materiales avanzados, la compañía ha transformado una de las unidades de su Complejo Industrial de Tarragona, con un coste total de 31 millones de euros.

Este prolipropileno es un producto de alta especialización, que aporta un gran valor añadido en mercados como el de la automoción ya que permite aportar soluciones competitivas de menor peso aportando una mejora relevante en las propiedades mecánicas de las piezas finales, principalmente la resistencia al impacto.

Gracias a estas características, este tipo de polímeros sirven como materia prima idónea para la fabricación de parachoques y diferentes elementos interiores y exteriores de los vehículos que requieren especial firmeza, como paneles de puertas e instrumentos. Su uso en estas piezas aumenta la protección del habitáculo. Un turismo contiene un promedio de 70 kg de polipropileno (PP), de los cuales unos 30 kg son de alto impacto.

La planta, que está operativa, es la primera de estas características en la Península Ibérica y produce polímeros de alta especialización, de gran valor añadido en el mercado de la automoción, por su extraordinaria resistencia al impacto, lo que redunda en la seguridad

Además, estos materiales también son útiles para otros tipos de aplicaciones, como la fabricación de maletas, equipamiento deportivo o carcasas de grandes baterías, que pueden aprovechar sus características particulares para mejorar sus prestaciones.

Además, esta nueva gama de polímeros tiene menor densidad que otros materiales empleados tradicionalmente en la automoción, por lo que contribuye a disminuir el peso total de los vehículos, lo que reduce sus emisiones y amplía su autonomía. Este proyecto refuerza el papel de Repsol como suministrador clave para el sector de la automoción y como compañía comprometida con el medio ambiente, en el marco de su objetivo de llegar a cero emisiones netas en 2050.

Para fabricar esta nueva gama de polímeros la compañía ha instalado un segundo reactor en una de las unidades de producción de polipropileno del área Química de su Complejo Industrial de Tarragona.

El plazo de ejecución total de este proyecto ha sido de 36 meses, desde su aprobación a finales de julio de 2018, hasta la puesta en marcha a finales de julio de este año. El proyecto se ha ejecutado en dos paradas de planta, en octubre de 2019 y en abril de 2021. Las obras de construcción se han alargado más de un año y se han visto afectadas por la pandemia de la COVID-19, que detuvo las obras durante unos meses. Sin embargo, se pudieron solapar actividades y comprimir plazos para minimizar los efectos sobre el calendario de construcción. Para el montaje de todos los equipos del edificio principal, se ha optado por una solución avanzada basada en un total de 4 "módulos" que se construyeron, fuera de la planta, con toda su estructura, líneas e instrumentación, al tiempo que se avanzaba en la construcción de las cimentaciones.

El Complejo Industrial de Tarragona ha instalado un nuevo reactor para fabricar polipropileno de muy alta resistencia al impacto

Con esta nueva apuesta industrial, Repsol refuerza su compromiso con un sector altamente exigente y muy avanzado técnicamente, como es el de la automoción, sector de gran importancia en Europa, con el que la compañía hace más de 30 años que colabora gracias a su capacidad innovadora y tecnológica.

Este proyecto se enmarca en la estrategia de Repsol como compañía comprometida con el medio ambiente, para alcanzar su objetivo de llegar a cero emisiones netas en 2050.

Sobre la Química de Repsol

Repsol fabrica y comercializa una amplia variedad de productos químicos, que abarcan desde la petroquímica básica hasta la derivada, entre los que se encuentra una amplia gama de poliolefinas, todas 100% reciclables. La compañía apuesta por una química eficiente en su proceso industrial y orientada a la economía circular, con el objetivo de reciclar en 2030, el equivalente al 20% de su producción de poliolefinas.

Los productos petroquímicos, muy presentes en el día a día, tienen un papel protagonista en un escenario de menor intensidad de carbono. Además, mejoran la eficiencia energética gracias a sus propiedades, por ejemplo, contribuyen a un menor consumo de energía en la movilidad ya que permiten reducir el peso de los materiales y ofrecen un mejor aislamiento de hogares y edificios.

Temas

Comentarios

Lea También