Salas para actuar en remoto

Irene Marín y David Gironés lanzan desde Tarragona una plataforma que ofrece espacios telemáticos para llevar a cabo espectáculos

Rafael Servent

Whatsapp
Irene Marín. Foto: Cedida

Irene Marín. Foto: Cedida

El juego de palabras es claro para quienes conozcan algo de la discografía de Queen. La canción The Show Must Go On (El espectáculo debe continuar) muta en (The) Show Must Go Home (El espectáculo tiene que ir a casa), el proyecto que arrancaron esta semana en Tarragona David Gironés (34 años) e Irene Marín (41 años). En esencia, llevar espectáculos artísticos a domicilio, en remoto y en streaming.

Tarragona es el lugar que ambos emprendedores han acordado situar en el mapa para localizar Show Must Go Home. Aunque, siendo estrictos, este proyecto se ha preparado y ha nacido en su totalidad de forma no presencial, con David Gironés instalado en su domicilio de Salou y con Irene Marín haciendo lo mismo desde Calafell. Si a ello se le añade que la plataforma tecnológica que le da forma está en Bélgica, el resultado es un exponente claro de lo que se puede llegar a crear sin necesidad de contacto presencial.

Show Must Go Home nace de la relación profesional que Irene Marín (licenciada en ADE y con un máster en dirección de Marketing) y David Gironés (publicista y máster en Marketing Digital) establecieron trabajando en una empresa de Reus dedicada al turismo deportivo. El parón de la actividad y el confinamiento a consecuencia de la pandemia de Covid-19 les llevó a «buscar nuevas opciones, con un proyecto innovador», explica David Gironés.

David Gironés. Foto: Cedida

Con más de 20 años en el mundo del espectáculo, donde Gironés ha trabajado como DJ, técnico de sonido y técnico de iluminación, entre otras tareas, su conocimiento del sector le llevó a pensar en el futuro de «toda esa gente del sector musical y de los espectáculos que han visto cómo les anulaban los ‘bolos’ (actuaciones, en el argot del mundo de las artes escénicas) y se quedaban sin ingresos».

Ha habido iniciativas, principalmente en redes sociales, para mantener la presencia de estos artistas, «pero si no hay una interacción con el público se pierde la gracia del directo». No es lo mismo visualizar un vídeo grabado que estar cara a cara con ese artista.

Por eso la propuesta de Show Must Go Home es facilitar una serie de salas de espectáculos virtuales en las que puedan encontrarse esos artistas con su público, emitiendo en streaming (en tiempo real) su actuación e interactuando con el público a través de canales de chat que a la vez están abiertos a la interacción entre los asistentes. Que pagan entrada por asistir al espectáculo. Lo cual tiene su importancia.

«Los grandes artistas pueden sobrellevar este periodo de confinamiento, tienen recursos para ello -explica David Gironés-, pero los pequeños no». Gironés piensa en toda esa gente que estaba a las puertas de su temporada alta de orquestas y DJ de fiesta mayor, de magos de comunión y fiesta infantil, de humoristas de camping y hotel, de cuenta-cuentos y profesionales del circo.

El proyecto ha sido ideado y desarrollado de forma 100% telemática


Por eso consideran imprescindible facilitar una plataforma a través de la cual esos artistas puedan ver remunerado su trabajo. «El objetivo principal -explica- es ayudar a los artistas del territorio. Con los ingresos que tengamos (a partir de una comisión) intentaremos mantener la infraestructura de la plataforma (principalmente, el pago del servidor dedicado) y destinaremos una parte de los beneficios a empresas y organizaciones que luchen contra la Covid-19».

Los primeros espectáculos en esta plataforma -de acceso gratuito durante todo el mes de mayo- se celebran este fin de semana.

Temas

Comentarios

Lea También