Más de Economía

Se desploma un 3,8% el coste por hora trabajada

El mayor descenso en más de cuatro años se debe a la reincorporación de trabajadores que estaban en ERTE y a las exoneraciones a la Seguridad Social

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
El número de horas no trabajadas disminuye por la reducción de las bajas por incapacidad laboral, entre otras causas. FOTO: EFE

El número de horas no trabajadas disminuye por la reducción de las bajas por incapacidad laboral, entre otras causas. FOTO: EFE

Un fuerte desplome del coste por hora trabajada pone fin a once trimestres consecutivos de alzas interanuales. Descendió un 3,8% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2020, registrando así su mayor retroceso en más de cuatro años, concretamente desde el primer trimestre de 2017, según los datos provisionales del índice de coste laboral armonizado (ICLA) publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En datos desestacionalizados, el coste por hora trabajada también cayó un 3,8% interanual después de 15 trimestres con aumentos. El organismo público explica que este fuerte retroceso se debe a un aumento de las horas trabajadas superior al de los costes laborales.

Esto es consecuencia del fin de la mayor parte de restricciones a la movilidad, que motivó un repunte de la actividad y permitió la reincorporación de muchos de los trabajadores que estaban bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), mientras que los costes laborales crecieron menos a consecuencia de las exoneraciones a la cotización que conllevan los ERTE. Hay que tener en cuenta que los trabajadores en ERTE a 31 de agosto eran solo 272.190, de los 3,6 millones de empleados que llegaron a gozar de esta protección en plena expansión de la pandemia.

Por el contrario, el número de horas no trabajadas disminuye debido a la reducción de las bajas por incapacidad laboral y de las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor (incluye el tiempo no trabajado de los trabajadores afectados por un ERTE).

El salario por hora trabajada, que llevaba ocho trimestres subiendo, bajó un 2,4% en tasa interanual en el segundo trimestre de este año, mientras que los otros costes descendieron un 7,7%. El coste laboral, excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, disminuyó un 3,1% interanual en el segundo trimestre del año.

Los mayores aumentos interanuales de salarios se registraron en el sector financiero y de seguros (+4,5%), información y comunicaciones (+2,2%) y actividades administrativas y auxiliares (+1,7%). Por el contrario, los mayores descensos interanuales de salarios se experimentaron en industrias extractivas (-16,7%), inmobiliarias (-8,9%) y construcción (-7,2%).

Temas

Comentarios

Lea También