Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Empleo

Seat descarta el ERE temporal a cambio de trabajar tres festivos

Los sindicatos califican el acuerdo de positivo porque permite recuperar parte de las producciones perdidas

J.M. CAMARERO

Whatsapp
La fábrica de SEAT en Martorell. Foto: Wikipedia

La fábrica de SEAT en Martorell. Foto: Wikipedia

Finalmente la compañía automovilística Seat ha dado un paso atrás en su idea de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo temporal (ERTE) en su planta de Martorell (Barcelona), que iba a afectar a la mitad de su plantilla en esa instalación. Lo que ha hecho la firma ha sido pactar con los sindicatos los turnos perdidos debido a la falta de suministros por el incendio en la fábrica Faurecia se recuperarán los días 18, 19 y 20 de diciembre, que inicialmente figuraban como festivos.

Así lo habría acordado la dirección de la compañía con los representantes de los trabajadores en una reunión mantenida ayer, que tuvo lugar nueve días después del incendio, el cual ha supuesto la desconvocatoria de 12 turnos en tres líneas de producción, lo que equivale a la pérdida de 11.667 coches hasta el momento. Fuentes sindicales calificaron el acuerdo de positivo porque permite recuperar parte de las producciones perdidas (unas 6.681 unidades) con un impacto «prácticamente nulo». «Los trabajadores no asumen nada y la empresa tiene la oportunidad de recuperar una parte perdida en un plazo corto y asume la situación como paro técnico», indicaron estas mismas fuentes.

Los sindicatos no comparten que el caso sea de «fuerza mayor» para Seat, sino que lo sería para Faurecia porque es quien sufrió el incendio: «En todo caso sufrimos las consecuencias del ahorro de costes y del just in time», apuntan. La intención inicial de Seat pasaba por aplicar el ERTE sobre 7.000 empleados de esa instalación, donde trabajan 14.500 trabajadores.

El epicentro del terremoto laboral que puede provocar este problema se encuentra en el municipio de Abrera. Allí han tenido lugar los incendios que ha sufrido las instalaciones de Faurecia, empresa que suministra los salpicaderos de las unidades que salen cada día de la fábrica de Seat en sus diferentes versiones.

Temas

Comentarios

Lea También