Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Socorristas polivalentes en Sarral

Socorristes H20 da servicios diversos a las piscinas municipales de distintos pueblos de la Conca de Barberà desde el año 2005

Alba Tudó

Whatsapp
Ramon Meroño y Anton Sabidó en la piscina de Sarral. Allí imparten clases de natación. FOTO: A.T

Ramon Meroño y Anton Sabidó en la piscina de Sarral. Allí imparten clases de natación. FOTO: A.T

El verano es sinónimo de vacaciones y calor. Muchos aprovechan para refrescarse y acuden a las piscinas municipales, donde los niños se divierten con los cursos de natación. Un trabajo muy demandado en esta época son los socorristas y monitores de natación. La empresa Socorristes H2O, con sede en Sarral, se encarga de dar servicio a las piscinas de los distintos municipios de la zona, pero sólo en verano.


¿Cómo empieza todo? La asociación de dos amigos de toda la vida, uno del ámbito de las ambulancias y el otro de la educación física y el deporte. Ramon Meroño y Anton Sabidó llevan la empresa desde el año 2005. «En aquel momento nos dimos cuenta de que faltaba personal aquí, en el interior», explica Anton Sabidó. Empezaron con cuatro piscinas: Vallclara, Vallfogona, Santes Creus y Puigpelat.


«Actualmente damos servicio a 24 piscinas de la Conca de Barberà, Alt Camp, Segarra y Urgell», añade.  El nombre de la empresa, Socorristes H2O es claro como el agua. Probablemente no exista una fórmula química más conocida y popular que la del agua.Pero, lejos del verano, ambos emprendedores tienen otras profesiones. «El trabajo empieza en enero, momento en que con los ayuntamientos firmamos contratos y contratamos personal, entre otros», explica Sabidó. 


De junio a septiembre es cuando están abiertas las piscinas al público, aproximadamente 80 días. Además, ofrecen socorristas acuáticos, monitores de natación, aquababy, aquagym, mantenimiento de piscinas o hinchables, entre otros.Socorristes H20 tiene una facturación  de 200.000 euros y 40 trabajadores distribuidos por la zona. «32 son socorristas, 4 monitores que a la vez también son socorristas, 2 coordinadores y nosotros dos, que somos los directores», aseguran.


Ramon Meroño imparte clases de natación en Sarral. «Tenemos 80 niños», comenta. Anton Sabidó, por su parte, se encarga del área de gestión del negocio, donde no falta la parte burocrática. «Nos entendemos a la perfección. Somos polos opuestos», añade Sabidó.¿Qué les hace distintos? «Somos una empresa próxima, con un buen trato con el cliente y el personal», asegura Sabidó.
Y es que  la empresa Socorristes H20 cada año va creciendo poco a poco. «Cada vez cubrimos más piscinas, pequeñas y grandes». afirma.


Además, los socorristas antes de empezar la jornada hacen un mantenimento de la piscina para que todo esté correctamente y en su orden. «Esto es un valor añadido que a los ayuntamientos les gusta», dice Sabidó. El coordinador visita una vez a la semana las instalaciones para supervisar que todo esté en orden. «Queremos que haya una sinergia entre la persona del mantenimiento, el bar y el socorrista», añade. Cuentan que ellos tienen un precio cerrado. «Ofrecemos un buen servicio en una piscina pequeña o grande», relata Anton Sabidó.
Grado superior de socorrismo.

Grado superior de socorrismo
«Antes era más facil tener el título de socorrismo. Alguna vez nos cuesta encontrar personal», cuenta Meroño. Ahora, para tener el título tienes que sacarte el grado superior de socorrismo, que dura dos años. Tienen convenio con algunas universidades. «Algunos hacen las prácticas con nosotros», explican.Con la crisis y el poco trabajo que hay en el país muchos jóvenes se forman para trabajar en las piscinas en verano. «Los socorristas tienen un día de fiesta cada cinco días», cuenta Meroño. Su voluntad es ir creciendo y seguir dando un mejor servicio a las piscinas municipales.

Temas

Comentarios

Lea También