Tiempos nuevos, tiempos salvajes

Es hora de valorar y reconocer al talento de nuestras organizaciones y transformar la sociedad

Whatsapp
Tiempos nuevos, tiempos salvajes

Tiempos nuevos, tiempos salvajes

No. No vamos a viajar al año 1983. Tampoco os voy a relatar la historia del mítico grupo asturiano Los Ilegales. Ni tan si quiera vamos a hablar de música. Pero, al menos, prometo hacerlo sobre tiempos nuevos y… digamos que un tanto salvajes, ¿os animáis?

Todo comenzó hace escasamente dos meses, cuando descubrí la existencia de una de esas profesionales capaces de vender arena en el desierto; pero no la suya, ¡sino la tuya! 

Sí, una extraña mezcla de ambición y altruismo a partes iguales.

Belén Varela (conferenciante, escritora, asesora de empresas e impulsora del movimiento FET) me pareció un fantástico ‘fichaje’ como partner de BonusBank (bonusbank.eu). Y ha resultado serlo. 

Fruto de nuestras conversaciones y múltiples ideas, se puso sobre la mesa una oferta que no pude rechazar: asistir al 54º Congreso Nacional de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas, el cual se celebraba en Vigo los pasados días 4 y 5 de noviembre. 

Dos días frenéticos con cerca de 30 ponentes, más de 15 horas de aprendizaje y diversión, así como charlas y mesas de debate con algunos de los líderes más influyentes en el ámbito nacional e internacional; un regalo al que muy pocas personas se resistieron y así se palpaba con echar un vistazo al gran teatro Afundación

Yo allí era ‘el último de la fila’ (por seguir en línea con grupos musicales de los 80); una posición que te permite ver todo con mayor perspectiva, escuchar, entender y analizar el contexto que te rodea. Y así lo hice. 

Si tuviera que resumir todo en tres palabras, ésas serían: personas, procesos y tecnología.  

¿Cuál es el objetivo de cualquier organización? Reduciéndolo a la mínima expresión, podríamos decir que ‘lograr resultados’. Tras este mantra, se esconde un reto: ser capaces de impulsar y medir el cambio necesario para obtener dichos resultados; en definitiva, hacer partícipes a todo el mundo de los procesos necesarios para alcanzar nuestros objetivos, haciendo uso de tecnologías ágiles y flexibles que nos permitan cuantificar el valor de nuestras acciones y afrontar realidades como el modelo híbrido de trabajo o la coexistencia de hasta 5 generaciones diferentes en la misma compañía.

Heráclito dijo que «la única constante es el cambio»

Y es que si algo me permitió ver este congreso es una representación muy fiel de las empresas del siglo XXI: desde la frescura y el empeño de nuevas generaciones como Manu Romero (Departamento de Felicidad) y Susana Gómez (Smart Culture), hasta el conocimiento y experiencia tras largas trayectorias como la de Alfonso Gordon (Grupo Nueva Pescanova) y María Camino (ABANCA), pasando por la visión internacional de Paul Tran (Hijos de Rivera) y Robert Biswas-Diener; además del cambio de paradigma que vivimos con la presencia de cada vez más mujeres directivas y referentes como Adriana Domínguez (Adolfo Domínguez), líderes que aceptan con humildad no saber todo y que se rodean de grandes equipos como Juan Luis Castro (Castrosúa) o managers que apuestan por la tecnología como elemento clave al servicio de las personas, como Alfonso Gutiérrez (Vidiv).

Heráclito dijo que «la única constante es el cambio». Por tanto, os propongo que hagamos una ventaja de ello: es hora de valorar y reconocer al talento de nuestras organizaciones, de transformar los valores que enmarcamos en las paredes de la oficina en conductas del día a día y de romper todas las barreras que nos impiden avanzar, de la mano de la tecnología. 

Sí. Son tiempos nuevos, tiempos salvajes, tiempos de cambio. Y por encima de todo, es nuestro tiempo.

Víctor Barcelón es cofundador de Bonusbank

Temas

Comentarios

Lea También