Economía Negociación

UGT pide que las empresas paguen más cotizaciones

El Gobierno prevé recaudar con el alza de 0,6 puntos entre 41.000 y 45.000 millones de euros a lo largo de una década para afrontar las pensiones

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá,  durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado. 
FOTO: EFE

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado. 
FOTO: EFE

Faltan apenas cinco días para que expire el plazo acordado para tener listo el nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) y el Gobierno y los agentes sociales siguen negociando a contrarreloj para alcanzar un acuerdo. Encima de la mesa ya hay una propuesta clara y concreta: una subida de las cotizaciones desde 2023 a 2032 para conseguir unos ingresos extra para llenar la ‘hucha’ de las pensiones y sufragar así la oleada de jubilaciones de la generación del ‘baby boom’.

La patronal es la más reacia a este esquema al suponer un nuevo incremento de los costes para las empresas, que además temen no se quedé ahí y continué por más tiempo. A los sindicatos, por el contrario, la fórmula les parece «acertada» al centrarse en aumentar los ingresos y no establecer ningún recorte en la pensión ni retraso en la edad de jubilación. «Como modelo nos parece que va en la línea adecuada y debemos hacer todos un esfuerzo de cierta solidaridad y responsabilidad sin penalizar las pensiones futuras», defendió Mariano Hoya, vicesecretario general de Política Sindical de UGT.

Sin embargo, el apoyo de las organizaciones de los trabajadores aún no está claro ya que pelearán para que este incremento de 0,6 puntos de las cuotas que se pagan a la Seguridad Social tenga menos repercusión en los trabajadores. El Gobierno ya rebajó su pretensión inicial y si en un primer momento abogó por que el incremento se repartiera de forma equitativa entre ambos, en el documento presentado el pasado lunes propuso que 0,4 puntos fueran sufragados por la empresa y las dos décimas restante por los empleados. Desde UGT explicaron a este periódico que pedirán que el porcentaje que paguen las empresas se eleve hasta el 80%, más en la línea del actual reparto de las cotizaciones, para que el trabajador asuma solo el 20%.

A su vez, los sindicatos exigirán al Ejecutivo que esta subida se mantenga durante más tiempo, no solo durante una década, y pueda alargarse hasta 2040 o 2050, ya que consideran que la recaudación va a ser insuficiente para afrontar el incremento del gasto que habrá en pensiones en las próximas décadas.

Y eso que las estimaciones realizadas por Seguridad Social sobre cuánto se podrá ingresar a lo largo de estos diez años son más optimistas que las que cuantifican los expertos. Según sus cálculos, la subida de 0,6 puntos en las cotizaciones llenaría la ‘hucha’ de las pensiones con una inyección de entre 41.000 y 45.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También