URV: Inteligencia artificial para la industria

UP2Smart Innovative Technological Solutions es una spin-off de la URV con soluciones tecnológicas a medida

Rafael Servent

Whatsapp
Desde la izquierda, Mohamed AbdelNasser, Domènec Puig, Julián Cristiano, Bogdan Nae y Hatem A. Rashwan. FOTO: Pere Ferré

Desde la izquierda, Mohamed AbdelNasser, Domènec Puig, Julián Cristiano, Bogdan Nae y Hatem A. Rashwan. FOTO: Pere Ferré

Inteligencia artificial, análisis de datos, sistemas embedidos, visión artificial, machine learning, deep learning... UP2Smart Innovative Technological Solutions es la última spin-off (empresa derivada) que ha salido de la Universitat Rovira i Virgili (URV). Constituida apenas el pasado 10 de mayo, pretende hacerse un hueco en el mercado con soluciones tecnológicas para la Industria 4.0.

Tres son las grandes áreas en las que quieren ofrecer sus servicios: control de calidad automático, monitorización automática y sistemas guías. En el primero de los casos, se trata de soluciones avanzadas de análisis de datos mediante cámaras industriales, que debidamente incorporadas a una línea de producción y con el software de recogida de datos y la inteligencia artificial adecuada permiten descartar productos que no cumplan los estándares de calidad de forma automática.

Se trata de sistemas que van más allá de lo que había hasta ahora, y que incorporan algoritmos que emulan la percepción humana, mediante una tarea de ‘entreno’ de la máquina (machine learning) y la inteligencia artificial (deep learning).

Se trata, según cuentan los impulsores de este proyecto, de la principal área de actividad de esta empresa a corto plazo. Siete son los socios fundadores, entre los que se cuenta, con un 10% de las acciones, la URV. Los restantes seis socios surgen del Grup de Recerca de Robòtica i Visió Intel·ligents del Departament d’Enginyeria Informàtica i Matemàtiques de la URV, liderados por Domènec Puig (Reus), investigador principal de este grupo de investigación.

Completan el equipo Pau Puig (hijo de Domènec Puig y que ejerce de administrador de la empresa), y un grupo internacional de profesionales con Bogdan Nae (Rumanía), Hatem A. Rashwan (Egipto), Mohamed AbdelNasser (Egipto) y Julián Cristiano (Colombia). Estos tres últimos son los que se encargarán de tirar adelante el proyecto, a tiempo parcial.

Con sede social en las instalaciones del CTTi de la URV, en el campus Sescelades de esta universidad en Tarragona, confían ocupar en breve un espacio de trabajo en el edificio que Eurecat tiene junto a la Facultat de Ciències Econòmiques i Empresarials de la URV en Reus.

Packaging, industria química, embotelladoras o manufactura de precisión son algunos de los sectores donde quieren entrar. Diseñar un concepto de prototipo con una solución a medida puede costar entre 10.000 y 50.000 euros, dependiendo de la demanda y su complejidad, mientras que desplegar un proyecto completo puede tardar entre unos pocos días para ‘entrenar’ una máquina hasta seis meses para un prototipo o incluso un año para un proyecto entero.

Confían cerrar este año con una facturación de entre 40.000 y 50.000 euros e incrementar esa cifra en un 100% en 2020, hasta los 100.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También