Más de Economía

Un 85,7% de los mayores de 45 años cree sufrir discriminación por edad

Más de la mitad de las empresas admite que existen frenos para incorporar talento ‘senior’ a sus equipos, mientras persisten los estereotipos por razones de edad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un 85,7% de los mayores de 45 años cree sufrir discriminación por edad

Un 85,7% de los mayores de 45 años cree sufrir discriminación por edad

La pandemia ha sacado a relucir, aún más, la importancia del talento senior como factor crítico de competitividad. En el último informe #TuEdadEsUnTesoro elaborado por la Fundación Adecco en colaboración con Dacsa Group, se destaca cómo los mayores de 45 años están resultando ser la franja de edad más dinámica en medio de la crisis económica.

Así, y a pesar de que, durante el último ejercicio, 32.500 mayores de 45 años se han ido al paro en Catalunya, son los únicos para los que, en términos netos, se está generando empleo. En concreto, se han generado 9.500 puestos de trabajo para ellos, frente a la destrucción de 86.600 empleos entre los menores de 45 años.

Pero ello no debe ocultar las dificultades que habitualmente encuentran los senior en su acceso al mercado laboral. Así, y pese a haber sido protagonistas del empleo creado durante el último ejercicio, constituyen un segmento de población habitualmente discriminado en el mercado laboral. El paro de larga duración da cuenta de estas grandes dificultades: el 56% de los desempleados mayores de 45 años es de larga duración, frente al 45,7% general. A más edad, mayor es el paro de larga duración.

Un reciente informe elaborado por la Fundación Adecco en colaboración con Dacsa Group señala la pervivencia en las empresas de prejuicios sociales por razones de edad, que impiden la incorporación de talento ‘senior’ a los equipos de trabajo.

Esta situación viene motivada por prejuicios sociales muy asentados, que se trasladan a las empresas. Los propios senior así lo expresan en sus respuestas: el 85,7% de los mayores de 45 años cree que la edad sigue siendo un factor discriminatorio a la hora de superar una entrevista de trabajo.

En concreto, la mitad de los encuestados opina que las empresas «prefieren jóvenes a los que puedan moldear», seguidos de un 39,3% que cree que los seleccionadores les descartan por «considerar que sus competencias están desfasadas»; un 30,7% que destaca cómo las empresas creen que «los seniors están sobre cualificados o van a exigir salarios más altos» y un 29,9% que opina que  la discriminación es incluso estética, «optando las empresas por los jóvenes porque éstos proyectan una mejor imagen».

La crisis actual, unida a la situación demográfica, exige una urgente revisión de estos planteamientos, que constituyen un completo contrasentido en un contexto de envejecimiento sin precedentes, en el que la fuerza laboral senior es cada vez más numerosa.


Un 74,7% de las empresas encuestadas para este informe reconoce no tener en marcha ninguna acción vinculada al talento ‘senior’.

El talento senior ha empezado a suscitar un gran interés por parte de las empresas y Administraciones Públicas, al constituir un vector crítico de competitividad en el escenario demográfico actual. Sin embargo, el camino no ha hecho más que comenzar, como así lo reflejan los datos de esta encuesta. 

Así, y aunque las 100 empresas encuestadas coinciden en que es un reto de primera magnitud para España, el 74,7% destaca que, por el momento, no se ha realizado ninguna acción vinculada al talento senior, ya que actualmente existen otros retos más acuciantes para su empresa.

¿’Ambiente joven’ o edadismo? 

En esta línea, un 51,7% de los encuestados admite que existen frenos a la hora de incorporar mayores de 45 años a sus equipos. En concreto, el 31% declara «no encontrar profesionales senior que encajen con las vacantes disponibles, debido a su formación y/o experiencia». En este punto, la Fundación Adecco señala que, en ocasiones, son los propios procesos de selección los que ya discriminan de forma velada usando expresiones como «ambiente joven», que conducen a los senior al auto descarte.

El primer paso para revertir esta situación, destacan en esta organización, es reformular las ofertas de empleo con un lenguaje inclusivo y atractivo para los profesionales de más edad, asegurando que no existe ningún atisbo de discriminación.

Por otra parte, el 21,6% de las empresas encuestadas asegura que los senior a los que entrevistan en los procesos de selección no cuentan con la actitud adecuada. De nuevo aquí la Fundación Adecco argumenta que no todos los profesionales senior son iguales y es materialmente imposible que ninguno de ellos presente una actitud positiva hacia el trabajo ofertado. Detrás de este planteamiento subyacen, sin duda, sesgos inconscientes por parte de los entrevistadores. Para erradicarlos, es fundamental la formación en los departamentos de Recursos Humanos en talento senior y liderazgo inclusivo. 

Muy por detrás, un 9,3% considera que, al ser la plantilla mayoritariamente joven, los mayores de 45 años encontrarán dificultades para encajar en la misma. En respuesta, la Fundación Adecco constata que la diversidad generacional es uno de los grandes motores de competitividad para las empresas: el intercambio de valores y competencias entre generaciones posibilita el crecimiento y enriquecimiento profesional del capital humano, a la vez que la empresa se beneficia de las diferentes visiones de cada grupo de edad.

Temas

Comentarios

Lea También