Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Garden de Valls que destaca en bodas

La empresa familiar Garden Masia Vallense nació en el 2000. La llevan una madre y sus dos hijas

Alba Tudó

Whatsapp
Meritxell Pau, cuidando las flores de exterior del Garden. FOTO: Pere Ferré

Meritxell Pau, cuidando las flores de exterior del Garden. FOTO: Pere Ferré

Una empresa familiar que abarca distintos servicios, pero que destaca sobre todo por las bodas y eventos. Estamos hablando de Garden Masia Vallense que nació el año 2000. 

«La empresa la creó mi padre, pero ahora la llevamos mi hermana, mi madre y yo», dice Sandra Pau, que entró en 2012. Antes del Garden había un restaurante y por este motivo conservaron el mismo nombre. 

«La gente conocía este lugar como Masia Vallense». De hecho está ubicada en la carretera N-240 de Valls, un lugar de paso para mucha gente. Muchos clientes los conocen por la ubicación y también por el boca a boca.

Sus clientes son principalmente de la provincia de Tarragona. Otros, de Francia o de distintos lugares de Catalunya, están fidelizados y aprovechan para comprar cuando van a hacer la calçotada en Valls. 

Productos químicos, plantas interiores, árboles, decoración, figuras de piedra, piscinas o piensos para animales son algunos de los productos que se pueden comprar en el Garden. «También tenemos coches clásicos y antiguos y los alquilamos para bodas o eventos», cuenta Sandra, y añade que «antes se llevaba más pero aún nos piden este servicio». Los vehículos los tienen en el Garden. 

Las plantas proceden de Galicia, Valencia o Andalucía. Con los años han aumentado la variedad de productos. Por ejemplo: más figuras de piedra o budas que sirven para decorar los jardines.

Sandra Pau se formó y ha hecho cursos de arte floral, y se ha especializado en bodas y eventos. Le ha enseñado todo lo que sabe de este mundo a su hermana Meritxell, quién también lleva el negocio. Para las bodas hacen los ramos y se desplazan para decorar las mesas, sillas o lo que quieran los novios.

En la empresa trabajan las hijas y la madre, pero en épocas puntuales -cuando hay más trabajo-contratan alguna persona más. ¿Qué les hace distintos? «El asesoramiento es muy importante y les explicamos al cliente como se deben cuidar las plantas y resolvemos las dudas ya que cada planta es distinta». El trato familiar es un punto a favor de la empresa.

«La flor se sigue vendiendo más que los árboles. Un 70% son plantas y un 30% de lo que vendemos son árboles».

Uno de los objetivos de futuro es crecer más y poder vender para internet todo lo que tienen. El Garden abre cada día de lunes a domingo, pero cierra el domingo por la tarde.

Reformar el local

«Queremos innovar el local, ya que desde que abrimos no hemos hecho demasiadas reformas, y modernizar las instalaciones», dice la joven, y concluye que «la zona de floristería interior la hemos reformado recientemente». 

Temas

Comentarios