Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un futuro prometedor en la petroquímica gracias a la oportunidad de la FP Dual

El joven Khamiss Ennajar logró un empleo tras estudiar Mecatrónica Industrial y ahora estudia una ingeniería para asegurar su futuro

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del joven Khamiss que completó la FPDual de Mecatrónica Industrial.  FOTO: Alba Mariné

Imagen del joven Khamiss que completó la FPDual de Mecatrónica Industrial. FOTO: Alba Mariné

Khamiss Ennajar nunca ha dejado de estudiar. Lo sigue haciendo hoy en día. Se trata de un joven que ha ido superando escalones hasta llegar a la universidad. Pero por el camino se enroló en la FP Dual, una elección que le abrió las puertas de la industria química, en la que trabaja y con la que compagina con sus estudios. 

Khamiss nació en Marruecos en 1993 y llegó a Tarragona con diez años. Estudió la ESO y después completó un Grado Medio de Frío Industrial. Estuvo trabajando en sistemas de instalaciones de frío, mientras seguía estudiando idiomas, pero se quedó sin empleo. Un gran interrogante se abría ante su futuro. 

Empezó a indagar en cuáles serían las mejores opciones de trabajo estable. La industria y los trabajos de mantenimiento vinculados a ella parecían una buena vía. Así, con 21 años se adentró al Ciclo Superior en formación dual de Mecatrónica Industrial en el Institut Pere Martell. 
No resultó muy difícil volver al aula, ya que nunca había dejado los libros. Todo lo contrario, el nuevo curso despertó en él una motivación profesional, la ilusión de volver a empezar. 

Ante lo desconocido
Al principio, Khamiss desconocía el ámbito de la mecatrónica industrial. Lo que más le llamó la atención fue que combina la parte mecánica y electrónica en sus procesos y hoy en día hay pocos técnicos que sepan de las dos ramas. 

Khamiss considera que una de las principales ventajas de la FP Dual es el alto número de horas que se realizan en la empresa. En sus prácticas del Grado Medio apenas estuvo dos meses en la dinámica de una compañía, mientras que con la dual fueron nueve. Esto permite a la empresa conocer bien al alumno que, si cumple con las funciones, puede incluso ser contratado y lograr un puesto de trabajo.

Siguiendo la metodología dual, el primer año resultó muy teórico. Pero la espera mereció la pena. En el segundo año del curso entró a hacer prácticas en el departamento de mantenimiento del Grupo Navec. En el taller llevaba a cabo tareas de revisión de maquinaría eléctrica o mecánica como motores o maquinaría industrial. 

No pudo acabar su estancia de prácticas en la empresa, dado que antes del último mes, la compañía le ofreció un nuevo contrato, un empleo. Ya lleva casi dos años en Navec, ha salido del taller y ahora se encarga del control de planta y seguridad de equipos subcontratado por Dow.

Khamiss se aplicó en clase y también en la compañía desde el primer día. Destacó como uno de los mejores de su promoción y consiguió el Premio AEST al mejor currículum académico y profesional. Sin duda, doble premio para un joven que consiguió un puesto de trabajo gracias a su esfuerzo y la oportunidad que le dio la FP Dual. 

Khamiss no duda ante la pregunta de si recomendaría la FP Dual. Desde su experiencia personal explica cómo le abrió las puertas de la industria química y siempre resalta la gran ventaja que tienen los institutos que cuentan con este tipo de formación en modalidad dual. 

Actualmente, Khamiss compagina su empleo en la planta química con sus estudios de universitarios. Siguiendo la línea de su carrera en el ámbito industrial, está en segundo curso de Ingeniería Eléctrica y aunque admite que es duro alternar trabajo y aula, sabe que todo esfuerzo tiene recompensa. 

Temas

Comentarios

Lea También