Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un huerto self-service

Guadalupe Hernández y Francesc Mateu provienen de una familia que se ha dedicado a la agricultura. Ahora organizan visitas guiadas en su finca de Valls

Alba Tudó

Whatsapp
Guadalupe Hernández junto con su marido Francesc Mateu en Mas Esquilatxe.FOTOs: alba tudó

Guadalupe Hernández junto con su marido Francesc Mateu en Mas Esquilatxe.FOTOs: alba tudó

Una familia de Barcelona decide ir de excursión a Valls para conocer la huerta, y los productos que se cultivan. Allí les explican todas las dudas que tienen, y compran la fruta y hortalizas que más les apetece, directamente de la planta. Los niños no han estado nunca en el campo, y hay frutas que desconocen. Mas Esquilatxe abre la puerta a todos aquellos que tienen curiosidad por ver y vivir una experiencia diferente rodeados de naturaleza.


Llevan el negocio Francesc Mateu y Guadalupe Hernández. Hace unos meses que han empezado a hacer visitas guiadas en su finca. Se trata de una explotación hortícola especializada en el cultivo del calçot con IGP (Indicación Geográfica Protegida) Calçot de Valls y verduras de temporada, en un entorno único con vistas al mar Mediterráneo y a las montañas de Prades.


La visita se realiza íntegramente al aire libre, de la mano de los propietarios de la finca, que provienen de una familia que lleva más de ocho generaciones dedicada a la agricultura. «Hemos tenido que reinventar y buscar nuevos clientes», asegura Francesc Mateu, propietario de la finca. «Lo que se lleva es el slow food, por esta razón queremos  vender en Barcelona», comenta Guadalupe Hernández.


Y es que siempre se han dedicado a la venta al detalle. «El año pasado tuvimos 187 variedades de productos distintos», aseguran. Los clientes son variados: mayoristas, tiendas y particulares. El género es directo de payés, sin intermediarios, sin cámaras de frío, sin pesticidas, sin hormonas de crecimiento. Verduras, hortalizas y frutas 100% saludables.«La gente consume menos frutas y verduras, cada vez comen platos precocinados», comentan. «Esta semana también hemos empezado a hacer reparto en Tarragona, a un grupo de gente. Lo hacemos nosotros mismos», añade Hernández.Les aconsejan de la fruta de temporada, les ayudan a preparar platos. «Nos gusta tener un trato próximo con el cliente», asegura Mateu.En Mas Esquilatxe trabajan Francesc Mateu, su hermano y Guadalupe Hernández. Por ahora el agroturismo supone un 10% del total de la facturación, pero esperan que se incremente en los próximos meses.


En temporada de calçots produjeron 800.000 unidades, lo que supone un 60% de la facturación total. Este año Valls organizó una jornada de habas. «La gente nos venía a ver y compraban el prodicto», declara Francesc.


Hace tan sólo un mes que han creado la sociedad. Hasta ahora Guadalupe tenía una agencia de eventos y colaboraba con Mas Esquilatxe. «Hemos hecho un paso más y hemos decidido juntarnos», explica. Y es que las visitas y actividades están teniendo éxito a todo tipo de público.
También los sábados por la tarde venden sus productos en la finca a mejor precio. «Lo que no hemos vendido por la mañana en el mercado semanal lo vendemos en stock», relatan.


Objetivos y retos de futuro
Ahora la temporada de visitas es más floja, pero se adaptan a todo tipo de clientes y situaciones.Estos días han sembrado calabazas porque en octubre quieren hacer actividades de Halloween con los niños. En breve abrirán tienda online. «Siempre buscamos alternativas y cosas distintas por hacer y vamos innovando», concluyen los propietarios. Tendremos que esperar a la próxima visita para conocer los secretos del huerto.

Comentarios

Lea También