Más de Economía

Economía Química sostenible

Un sector clave para el desarrollo económico

La química se ha convertido en un instrumento de crecimiento en distintos aspectos del país, tanto a nivel laboral, económico y de bienestar. Es considerado esencial por el Gobierno

Juanfran Moreno

Whatsapp
Un sector clave para el desarrollo económico

Un sector clave para el desarrollo económico

La pandemia ha cambiado nuestras vidas y también ha evidenciado que hay sectores que tienen una importancia mucho más clave de la que se le suele dar. Este es el caso del sector químico que durante este año de lucha incesante contra el coronavirus se ha ganado con pleno derecho ser considerado como un elemento esencial. De ahí a que el gobierno español incluyera a la industria química en el grupo obligado a mantener su actividad durante las semanas más duras de confinamiento. Lo hizo porque este sector resulta ser un actor clave a la hora de suministrar productos esenciales para el día a día de las personas, cuya importancia se pone de manifiesta en contextos de crisis como el que se vive desde hace ya un año. Materiales para equipamientos médicos, plásticos para preservar los alimentos, gases medicinales…

El impacto de la química en la economía española

De hecho, uno de los principales rasgos de este sector y clave de su consolidación radica en su carácter transversal, puesto que interviene en prácticamente todas las cadenas de valor de las industrias manufactureras. De hecho, el 98% de las actividades productivas requieren de la química en algún punto del proceso de fabricación, ya sea en los campos de la salud, el consumo, la movilidad, la construcción, la alimentación, o la energía, por lo que su demanda es siempre derivada. De ahí que se trate, sin lugar a dudas, de una industria esencial y estratégica para garantizar el funcionamiento y desarrollo de nuestra sociedad.

El consumo de productos químicos, de hecho, se mantiene en crecimiento sostenido desde el año 2013, cuando desde un valor agregado de 59.162 millones de euros se pasó a los 71.835 millones de euros de 2019, con un incremento interanual respecto a 2018 del 1,3%. Pero en el acumulado entre los años 2007 y 2019, el crecimiento en el consumo de estos productos suma un 23%, dando cuenta de su vitalidad.

Clave en el PIB

Todo esto provoca que sea una evidencia que la industria química es un sector clave para nuestro día a día y también para la economía española. De hecho, genera el 5’8% del Producto Interior Bruto español (PIB) español, o lo que es lo mismo, genera 67.652 millones de euros anuales, entre su actividad directa (20.029 millones de euros), indirecta (39.844 millones de euros) e inducida (7.779 millones de euros).

De ellos, casi el 60% se factura en mercados exteriores (hasta los 38.500 millones de euros) con un peso creciente en países de fuera de la UE. Unas cifras que sitúan al sector químico como el segundo mayor exportador de la economía española, justo detrás del automóvil.

Que este sector es imprescindible para el desarrollo y auge del trastocado sector del empleo en España es una realidad. No solo porque genera grandes ingresos económicos y representa una necesidad de consumo evidente para el ciudadano, sino porque el sector químico es un buen ejemplo tanto a la hora de generar empleo como de dotar al trabajador con un buen salario y una estabilidad laboral imprescindible en unos tiempos de crisis como los que se viven en la actualidad con la presencia del coronavirus.

Salario anual por trabajador según sectores
Estabilidad laboral por sectores económicos

A nivel de cifras esto se traduce en que da empleo directo a 205.200 personas que asciende hasta casi 700.000 si contamos también los empleos indirectos (354.996 asalariados) e inducidos (137.484 asalariados), o lo que es lo mismo, genera el 3,5% del empleo en España. 

En Tarragona, uno de cada tres puestos de trabajo tiene relación con este sector, que de forma directa e indirecta emplea a 10.000 personas, que se amplían hasta a 35.000 puestos de trabajo inducidos. El hecho de que el salario elevado y la estabilidad laboral caractericen a los puestos de empleo del sector de la industria química no es un hecho baladí. Se podría definir como una industria que es capaz de influir en el mercado laboral español ofreciendo cantidad y calidad al mismo tiempo. 

Los números que reflejan esta tendencia es que el sueldo medio por trabajador asciende a 37.500 euros y el 93% de contratos son indefinidos. Ese 93% de contratos indefinido supone un porcentaje muy superior a otros sectores industriales como la agricultura (44%), la construcción (62%) o los servicios (75%), entre otros.

Por otro lado, se puede afirmar también sin tapujos que más allá de ser un sector que ofrece estabilidad y buenos salarios también resalta por el hecho de estar en pleno crecimiento y ni la pandemia ha conseguido frenar del todo su auge. La cifra que evidencia este hecho es que desde el año 2017, la industria química ha tenido un crecimiento acumulado a nivel de empleo de un 5%, subiendo el año pasado en hasta un 4,3%.

Temas

Comentarios

Lea También