Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un sindicato acusa a Caixa Tarragona de hacer pagos en efectivo millonarios

La entidad abonaba miles de euros en billetes, por encima del límite legal, a los API que les traían clientes para sus hipotecas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Caixa Tarragona, acusada de hacer pagos millonarios en efectivo

Caixa Tarragona, acusada de hacer pagos millonarios en efectivo

Caixa Tarragona habría abonado durante los años de la burbuja inmobiliaria importantes sumas de dinero en efectivo y fuera de los límites que les permitía el ordenamiento legal a Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), según una información publicada por el diario Ara

En esa información, este periódico asegura que la Confederación Intersindical del Crédito (CIC), el principal sindicato de trabajadores de la banca, ha pedido al juzgado de instrucción de Tarragona -que investiga desde 2012 la mala gestión a la entidad- que ponga en manos de la UDEF documentación que indica que Caixa Tarragona hizo importantes pagos en metálico a los API que les llevaban clientes.

Los pagos se hicieron entre 2003 y 2008. En esta petición, la CIC plantea, según relata el diario Ara, que sea este cuerpo policial el que investigue "si los pagos cumplen la normativa del SEPBLAC", el organismo público encargado de prevenir el blanqueo de capitales a España. Así, lo que plantea la CIC -un sindicato de cajas de ahorro que también ejerce de acusación popular en el caso de la salida a bolsa de Bankia- es que detrás de los pagos millonarios que presuntamente hizo Caixa Tarragona no se esconda un caso de blanqueo a gran escala.

La documentación que el sindicato solicitó que se enviara a la UDEF consta de más de un centenar de copias de supuestas concesiones de créditos en las que consta tanto el préstamo al comprador del inmueble como el pago al vendedor, un API. Según el diario Ara, los documentos muestran que se les pagaba una parte con un cheque y otra en efectivo. La normativa vigente en aquellos años limitaba a 3.000 euros los pagos que una caja de ahorros podía hacer en metálico, pero en algunas de las operaciones ese tope fue ampliamente superado. En un documento en concreto consta el pago de 6.000 euros con un cheque y más de 45.000 en efectivo a la API, en el caso de la concesión de una hipoteca de 114.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También