Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un tarraconense a la conquista alemana

Dídac Moreno, estudiante del ciclo de FP Dual de Química Industrial, está realizando sus prácticas en la sede de BASF en Alemania, para formar parte de la empresa gracias a esta iniciativa formativa.

Iñaki Delaurens

Whatsapp

Son las 9 de mañana y Dídac llega puntual, con rigurosidad alemana. Nos encontramos para desayunar en uno de los bares míticos de Sant Pere i Sant Pau. El barrio tarraconense ha visto crecer a este joven de 27 años que apura sus últimos días en España. En breve se marcha a Ludwigshafen, una ciudad industrial al lado de Mannheim, en la rivera del Rin, relativamente cerca de Francia. Allí arriba le aguarda su futuro, un porvenir relacionado con la industria química.

Dídac Moreno es alumno del ciclo de Formación Profesional Dual de Química Industrial que se desarrolla en el IES Comte de Rius junto con la empresa BASF. Durante dos años ha combinado clases, por las mañanas y las tardes, sobre los conocimientos técnicos necesarios para trabajar en una planta química con estudios de alemán y, entre enero y abril, prácticas en la empresa con sede en Tarragona.

La oportunidad de realizar estudios con un trabajo, más o menos asegurado, fue muy tentadora

En julio de 2016 y en junio de este año la quincena de alumnos que realizan el ciclo de formación superior junto a Dídac ya hicieron un par de stages de prácticas en la ciudad alemana. Se trata de un municipio hecho y pensado para la química con cerca de 200 plantas distintas. Dídac está destinado en la que dedica a la eliminación de residuos y generación de vapor. Se encargan de tratar los productos sobrantes de otras plantas para su deposición final. En este proceso recuperan energía, con la que hacer vapor o incluso agua para riego.

Ahora Dídac está haciendo los últimos cuatro meses de prácticas en la BASF de Ludwigshafen. Su trabajo consiste en controlar las diferentes fases del tratamiento de residuos. Analiza variables en la sala de control y también trabaja con los operadores de campo, dos ámbitos que requieren mucha comunicación.

¿Pero cómo llegó a Dídac a Alemania? Era un joven que había trabajado en varios empleos como camarero nocturno, cajero del Mercadona, auxiliar de marinero en el Port de Tarragona y jugaba a voleibol en el Sant Pere i Sant Pau. Había hecho una FP Superior de Química Ambiental y estaba mirando otro ciclo relacionado con el sector, cuando un amigo le habló de la FP Dual. La oportunidad de realizar estudios con un trabajo, más o menos asegurado, fue muy tentadora.

Imagen del joven de SPiSP. Foto: Lluís Milián

Dídac no se plantea regresar a España. Admite que echará en falta Tarragona, familia y amigos. Pese a esa lucha interna, lleva dos años estudiando alemán y las expectativas laborales a largo plazo son mejores en Alemania. Después de finalizar su periodo de prácticas firmará con la empresa un contrato indefinido. Un elemento clave ya que demuestra que confían en el trabajador. En cambio en nuestro país quién no ha oído: seis meses más otros seis y después al paro.

Pese a que la temperatura es más baja y la cultura es más sobria pero eficiente, Dídac se ha integrado en la vida en Ludwisgshagen. Juega a voleibol en el Mannheim y hace vida con sus colegas de planta. Un gran ejemplo de las opciones que se abren con la FP Dual. Un chico de Sant Pere i Sant Pau que tomó la difícil decisión de marcharse a Alemania en busca de un futuro mejor.

Temas

Comentarios

Lea También