Una carrera global por la Inteligencia Artificial

La IA generará el 14% del crecimiento económico mundial durante la próxima década: nadie quiere quedar al margen

Rafael Servent

Whatsapp
La Inteligencia Artificial ha entrado con fuerza en la estrategia digital de la mayoría de gobiernos.

La Inteligencia Artificial ha entrado con fuerza en la estrategia digital de la mayoría de gobiernos.

La Generalitat de Catalunya acaba de presentar su Estratègia d’Intel·ligència Artificial de Catalunya (Catalonia.AI), un plan a tres años al que el Departament de Polítiques Digitals i Administració Pública, junto al Departament d’Empresa i Coneixement, destinará 10 millones de euros para ayudar a convertir Catalunya en un hub europeo de Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial es una de las áreas con mayor potencial de crecimiento económico a escala global, y descolgarse de esta revolución es algo que pocos desean. En una década, el 11,5% del crecimiento acumulado del Producto Interior Bruto (PIB) en el sur de Europa estará motivado por la Inteligencia Artificial, según las perspectivas de la consultora PricewaterhouseCoopers contenidas en su informe The macroeconomic impact of artificial intelligence.

Esta tasa alcanza en China, en el mismo horizonte de 2030, un 26% del crecimiento agregado en su PIB, mientras que en los EEUU ese porcentaje se sitúa en el 14,5% y en el norte de Europa en el 9,9%. Es decir: una cuarta parte de la nueva riqueza que habrá creado China a lo largo de esta próxima década estará impulsada por la Inteligencia Artificial.

En una década, el 11,5% del crecimiento acumulado del Producto Interior Bruto (PIB) en el sur de Europa estará motivado por la Inteligencia Artificial.

Daniel Marco, director general de Innovació i Economia Digital de la Generalitat de Catalunya, explica que «dentro de la estrategia digital del Govern -que destaca el 5G, la Blockchain y la Inteligencia Artificial- tenemos identificada la Inteligencia Artificial (IA) como la tecnología que comportará un nivel de transformación más grande».

«Igual que sucedió con la Revolución Industrial -prosigue Daniel Marco-, este impacto no será uniforme en todos los países, y habrá algunos que liderarán este nuevo mercado. EEUU y China lo están haciendo, y quedarse al margen no es una opción, porque los países que desarrollen la IA tienen un ecosistema muy fuerte y empezarán a tener empresas punteras».

En este contexto, la Generalitat de Catalunya se ha marcado un doble objetivo: «concienciar sobre la adopción de la IA en diferentes sectores -explica Marco-, tales como la agricultura, la industria o el turismo, pero a la vez desarrollar una nueva industria alrededor de esta tecnología».

  • La IA permite que una máquina perciba el mundo a su alrededor mediante la adquisición y el procesamiento de imágenes, sonidos, voz, texto y otros datos.
  • La IA permite que una máquina entienda la información que recopila al reconocer patrones. Muchos de nosotros, como humanos, interpretamos la información al entender los patrones presentados y su contexto, aunque de ellos no se derive un verdadero «significado».
  • La IA permite que una máquina realice acciones en el mundo físico o digital basadas en esa comprensión.
  • La IA permite que una máquina optimice continuamente su rendimiento al aprender del éxito o el fracaso de esas acciones.

Una carrera mundial
Aunque muy respetables, los 10 millones de inversión pública en IA de la Generalitat de Catalunya quedan muy lejos de las sumas que se están invirtiendo en China o los EEUU. Sin contar la inversión de iniciativa privada. En un informe emitido en 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) situaba a Japón como el líder global en patentes relacionadas con la IA, con un 27,9% del total mundial en el periodo 2010-2015. 

Le seguían a bastante distancia Corea del Sur, con el 17,5%, y los EEUU, con el 17,2%. La Unión Europea a 28 (con el Reino Unido) contaba con un 11,9%, mientras que China alcanzaba el 10,4%.

"Catalunya es el lugar en el que invertir en IA en Europa" (David Masip, UOC)

No se trata, sin embargo, de una foto fija. El ranking se había movido sensiblemente respecto a los resultados de una década antes, cuando por ejemplo, entre los años 2000 y 2005, China contaba apenas con el 1,7% de las patentes mundiales, mientras que Japón (35,8%), los EEUU (23,2%) y la UE a 28 (19,1%) lideraban claramente este sector.

Hoy todos han perdido posiciones, sin excepción, mientras China sigue escalando, en sintonía con una estrategia mediante la que su gobierno quiere situar a este país como líder mundial en 5G e Inteligencia Artificial.

«Es una carrera mundial», admite Daniel Marco, de la Generalitat de Catalunya, que reconoce que «no estamos haciendo las inversiones que están haciendo los EEUU, China o algunas empresas concretas». Pero «Catalunya -reivindica- ya es actualmente el hub digital del sur de Europa, y eso incluye también la Inteligencia Artificial».

David Masip, profesor de los estudios de Informàtica, Multimèdia i Telecomunicació de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y director de la Escola de Doctorat de esta misma universidad, coincide en que «la IA capilarizará hacia todas partes, y ya hay un ecosistema importante en Catalunya, con un hub de conocimiento muy importante a nivel europeo, con lo que pienso que Catalunya es el lugar en el que invertir en IA».

"Es imprescindible disponer de ‘hubs’ territoriales y el Camp de Tarragona es uno de ellos" (Daniel Marco, Generalitat de Catalunya)

«La IA -prosigue Masip- estará en el núcleo de muchos negocios, y empresas que se dedican a esto ya hay muchas en Catalunya. Por ejemplo, a aconsejar y ayudar a otras empresas en la segmentación de clientes, en la generación de datos... Son servicios que hay que hacer uno a uno, que no pueden hacer grandes multinacionales».

«Habrá empresas -añade este profesor de la UOC- que hagan Data Science, y luego otras que se especializarán por ejemplo en la optimización de rutas de transporte o en salud, que pienso que es el sector con más potencial de crecimiento en IA aquí en Catalunya. Cada uno de estos temas puede tener un emprendedor detrás».

Los cálculos del Departament de Polítiques Digitals i Administració Pública y del Departament d’Empresa i Coneixement de la Generalitat de Catalunya cifran en 180 las empresas especializadas en Inteligencia Artificial que hay en Catalunya, con una facturación conjunta de 1.350 millones de euros y unos 8.500 trabajadores ocupados de forma directa.

MareNostrum 5: el nuevo superordenador europeo

Interior del Barcelona Supercomputing Center (BSC). Foto: BSC

La estrategia Catalonia.AI impulsada por la Generalitat de Catalunya contempla la puesta en marcha del CIDAI (Center for Innovation in Data tech and Artificial Intelligence), una alianza publicoprivada dotada con un presupuesto de 3 millones de euros en la que, en su primera fase, participarán el Govern, el Ayuntamiento de Barcelona, las empresas Microsoft, Everis y SDG Group y los centros tecnológicos y de investigación Eurecat, i2cat, Centre de Visió per Computador (CVC) y Barcelona Supercomputing Center (BSC). Este último (en la imagen superior) ha sido seleccionado para albergar el MareNostrum 5, uno de los ocho superordenadores con los que la Unión Europea quiere construir su nueva red de computación de alto nivel. Con un presupuesto de 100 millones de euros, será la inversión más grande que se ha hecho nunca en una infraestructura de investigación en España. Pero el CIDAI, del que es parte fundadora el BSC, no quiere limitarse al ámbito de Barcelona. El Departament de Polítiques Digitals ya ha avanzado que esta iniciativa abarca el conjunto de Catalunya, y está abierta a la incorporación de más empresas y organismos, como el Cluster TIC Catalunya Sud (TICSUD.CAT).

Es inevitable pensar en Barcelona cuando se habla de un hub digital en el sur de Europa. ¿Qué papel juegan en él las Terres de l’Ebre y el Camp de Tarragona? Daniel Marco, director general de Innovació i Economia Digital, es claro: «El hub digital de Catalunya es todo el país. Por eso estamos desplegando fibra óptica por todo él, haciendo una descentralización. Lo más importante es tener infraestructuras adecuadas y talento».

«La concentración en una sola ciudad -asegura- no tiene sentido. Es imprescindible disponer de hubs territoriales y, evidentemente, el Camp de Tarragona es uno de ellos. Descentralizar es una necesidad de país, pero también es algo que el mercado te pide. Estar a una hora u hora y media de distancia, en lugares como Silicon Valley no es nada. A nivel internacional, aunque hables de Barcelona, todo es lo mismo». 

El sector de la salud es el que tiene mayor potencial para empresas de IA en Catalunya

Además, «un 60% de la producción científica que se lleva a cabo en el Estado en IA -resalta Marco- se da en Catalunya. Hemos de luchar por posicionarnos en esta carrera internacional. Quizás a nivel de volumen no seamos líderes, pero sí que podemos serlo a nivel de determinadas tecnologías, poniendo el foco en las personas y siendo muy cuidadosos en los valores europeos en el ámbito de los datos, con lo que aquí nos diferenciamos de los EEUU y China».

La ‘vía europea’
En estos valores europeos incide la Estrategia europea para la Inteligencia Artificial presentada en abril de 2018 por la Comisión Europea, y sobre la que Johannes Bahrke, portavoz de Economía Digital, Investigación e Innovación de la Comisión Europea, explica que, «igual que somos lo que comemos, lo mismo ocurre con la Inteligencia Artificial».

En este sentido, asegura que, aunque por un lado «la IA cambiará nuestras vidas mejorando la atención médica, contribuyendo a mitigar el cambio climático y mejorando los sistemas de producción», por el otro «conlleva una serie de riesgos potenciales, como la opacidad en la toma de decisiones». Por eso, prosigue Bahrke, «también necesitamos una estrategia de datos adecuada para asegurarnos de que esos datos que alimentan los algoritmos respetan nuestras reglas».

Una definición para la IA es la de algoritmos capaces de hacer cosas que hacen los humanos

En esta línea se presenta la estrategia de IA en Catalunya, que además de priorizar sectores como «la salud, la educación, la movilidad, la sostenibilidad, la economía productiva, la agroalimentación y los servicios públicos», tal y como consta en el texto presentado la semana pasada, pretende desplegar su plan de actuación alrededor de seis ejes: ecosistema; investigación e innovación; talento, infraestructura y datos; adopción de la IA y, por último, ética y sociedad.

¿Qué recorrido tiene la ‘vía europea’ para asumir una posición de liderazgo global en una tecnología que vive una carrera en la que nadie está dispuesto a ceder posiciones? Donde Europa puede ver unos ‘valores’ a defender otros verán ‘trabas’ al libre desarrollo de esta tecnología. Unas ‘trabas’ que, ignoradas, les permitirán ganar posiciones a una mayor velocidad que sus competidores europeos.

En opinión de Johannes Bahrke, de la Comisión Europea, respetar y defender esos valores no está reñido con estar en cabeza de esta tecnología, compitiendo de igual a igual con otros ‘modelos’ como el chino o el estadounidense. «Europa tiene el potencial de convertirse en un líder mundial en sistemas de Inteligencia Artificial que pueden usarse y aplicarse de manera segura», asegura Bahrke.

"Europa tiene el potencial de ser un líder mundial en sistemas de Inteligencia Artificial" (Johannes Bahrke, Comisión Europea)

«Para llevar esto adelante -prosigue este portavoz europeo-, la Comisión prevé en su Libro Blanco un marco para la Inteligencia Artificial confiable que sigue un enfoque equilibrado basado en la excelencia y la confianza. Necesitamos abordar los sistemas de IA de alto riesgo sin poner demasiada carga en los otros sistemas de IA».

¿De qué estamos hablando?
Que la Inteligencia Artificial es y va a ser un ámbito de crecimiento importante está claro. Que hay que tener una estrategia para no quedarse descolgado es evidente. Pero, mientras todos hablan y hablarán de IA... ¿de qué estamos hablando exactamente? David Masip, de la UOC, bromea: «Si ni siquiera tenemos una buena definición de lo que es la inteligencia, ¿cómo vamos a tener una de lo que es la Inteligencia Artificial?».

Una de las definiciones que, según relata, suelen ser aceptadas para la IA es «que las máquinas puedan tomar decisiones y tengan un comportamiento similar al humano». Se trata, prosigue, de «crear algoritmos inteligentes que sean capaces de hacer cosas que hacen los humanos. No hablamos de una inteligencia general, sino de enfocarse en problemas concretos. Aquí, las máquinas no tienen fatiga, con lo que van más lejos y no se equivocan».

Analizar los clientes de una empresa para saber qué compras van a hacer, conducir de forma autónoma un vehículo, optimizar los semáforos de una ciudad o las rutas de distribución de una flota de reparto son algunas de las aplicaciones con las que Masip ejemplifica el potencial de la IA.

La IA facilitará el análisis de datos a los profesionales no expertos en tecnología

«Aquí -añade Daniel Marco, de la Generalitat de Catalunya-, tenemos fortalezas como nuestro sistema sanitario, donde tenemos capacidades para liderar en el ámbito de la salud». Pero no solo. «Una de las cosas que ha de permitir la IA -prosigue- es facilitar a profesionales no expertos en tecnologías poder utilizar la tecnología de manera más autónoma. Ahora, por ejemplo, para explotar datos necesitas contratar a un ingeniero. Con la IA podrás hacerlo tú mismo».

Ejemplos concretos de su aplicación los podemos encontrar, explica Marco, en el sector agrícola, «donde mediante imágenes por satélite o con drones con las que un agricultor pueda monitorizar sus cultivos, un algoritmo le habrá dado conclusiones sobre las necesidades de riego o de tratamientos fitosanitarios. Lo único que necesitamos son agricultores que puedan interactuar con estas tecnologías».

Frente a otras tecnologías que también llegaron para ‘cambiarlo todo’, «el retorno de la IA lo ves más inmediato y evidente», resalta Daniel Marco. «Has de tener acceso a datos de manera estructurada -admite-, pero en cuanto tienes esto, ves los resultados de forma inmediata».

Temas

Comentarios

Lea También