Una de cada diez empresas echará el cierre por la crisis debida a la Covid

Los negocios con problemas de solvencia se doblan, sobre todo en hostelería, ocio y transporte

JOSÉ M. CAMARERO

Whatsapp
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en una comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso. FOTO: EFE

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en una comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso. FOTO: EFE

La pandemia se llevará por delante hasta un 10% de las empresas, si persisten los envites de la crisis durante mucho tiempo; y después de un año plagado de complicaciones, la mitad de los negocios se encamina a acabar en pérdidas. Son las previsiones del Banco de España con los datos que ya tiene de las sociedades no financieras en la Central de Balances, donde se dibuja un panorama desolador.

El documento apunta que un 50% de los negocios finalizará 2020 con unas cuentas de resultados en números ‘rojos’, un cálculo realizado en función de la rentabilidad de sus activos, el ratio que sirve para interpretar la capacidad que tiene una empresa para generar sus resultados.

El supervisor ha elaborado una simulación del cierre del ejercicio en el que constata que «la mitad presentarían una rentabilidad negativa», según ha señalado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Oscar Arce. Incluso «se produciría un deterioro de esa rentabilidad que se situaría próxima a cero en las pymes, más acusada que en las grandes corporaciones».

La otra mitad de las empresas conseguiría resultados positivos por la «fortaleza» que tenían antes de la pandemia y por la «flexibilidad» para adaptar sus gastos con herramientas como los ERTE, señala el informe.

Los empresarios afrontarán un 2021 en el que casi uno de cada diez negocios puede ser inviable si se materializa la previsión del escenario «más negativo» del supervisor. En esa hipótesis, la actividad empresarial seguiría arrastrando el impacto del desplome de ventas de este ejercicio durante muchos meses. Incluso considerando el mejor de los casos, el de un contexto en el que la recesión actual no dejara rastros en la actividad de las empresas a medio plazo, hasta un 6,6% echarían el cierre.

Oscar Arce señala que habrá «un aumento de la morosidad» de las compañías con sus bancos ante los créditos que han asumido y cuyo pago puede verse en peligro si finalmente tienen que clausurar su actividad.

La radiografía que anticipa la situación de las empresas en 2021 no es nada halagüeña ni siquiera para las que consigan salir adelante. Casi un 19% de los negocios entrará en situación de insolvencia, esto es, dificultades para afrontar sus compromisos, en el peor escenario posible. Serán el doble de las que había en 2019. Incluso en un escenario más benigno, la insolvencia afectará al 14,5% de los negocios.

El impacto de estos problemas será muy distinto en función del sector empresarial que se trate. Por ejemplo, las insolvencias dañarán considerablemente a la hostelería, la restauración y el ocio, donde hasta un tercio de los negocios podrían entrar en esa situación en un contexto de crisis enquistada; también a las actividades vinculadas al motor (30%) y al comercio, con un 25%.

Oscar Arce también sostiene que el impacto de esta insolvencia e inviabilidad es más moderado en términos de empleo y deuda sobre el conjunto de la economía por el peso de las grandes firmas, menos afectadas por la crisis.

Temas

Comentarios

Lea También