Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una panadería de Nulles elabora croissants y pan de ‘calçot’

El establecimiento ya fue pionero, hace siete años, en la elaboración de pan de esta cebolla dulce

Alba Tudó

Whatsapp
Imagen de croissants de calçots. FOTO: Alba Tudó

Imagen de croissants de calçots. FOTO: Alba Tudó

Jordi Gasque, de la panaderíade Nulles, quería hacer productos con calçots e innovar. «Hace unos siete años empecé con el pan de calçot, y hace unos cuatro años con los cruasanes», afirma Jordi.

Hasta el momento no se había hecho un producto similar. «El calçot es  una cebolla dulce y se integra bien con muchos platos en la cocina», dice Gasque. Cuenta que empieza la producción el domingo de la Calçotada y termina el domingo de Ramos. «En un fin de semana pude hacer unos 100 cruasanes y unos 100 panes». 

El establecimiento de la localidad de Nulles ya fue pionero, hace siete años, en la elaboración de pan de esta cebolla. Desde hace siete años, coincidiendo con la temporada de calçotadas , prepara pan de calçot, y hace cuatro años que ideó los croissants de esta cebolla. Ambos los complementa con clorofila, que da el intenso color verde que recuerda el calçot.

En cuanto a la elaboración, detalla que la pasta se hace con dos masas. Después de trabajar en una laminadora, las atornilla y consigue «el cruasán de dos colores. El sabor de calçot es suave, ya que hay grasas y también mantequilla.

Hacer el pan de calçot es más sencillo, ya que el proceso es casi el mismo que en el pan tradicional. La única diferencia,es que «hidratamos algo menos la masa y añadimos el calçot cocido».

«Muchos vecinos vienen cada semana pero también hay muchos que me conocen y vienen de otros sitios a comprar el pan o el cruasán», dice.

Temas

Comentarios

Lea También