Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Vamos hacia un fortalecimiento social a través de la gente joven y de la mujer’

Ramon Sarroca, presidente de la Federació de Cooperatives Agràries

Diari de Tarragona

Whatsapp
Ramon Sarroca, presidente de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC). Foto: Cedida

Ramon Sarroca, presidente de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC). Foto: Cedida

Ramon Sarroca lleva tres años al frente de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC). Este ilerdense nos hace una radiografía de la situación actual del cooperativismo agrario y nos explica los retos de futuro.

- ¿Cuál es el objetivo principal de la Federació en estos momentos?
- A partir del Pla Marc del Cooperativisme Agrari català se nos abren diferentes frentes. El primero es consolidar el cooperativismo y para ello formamos una comisión dentro del consejo rector de cuatro personas para ir a visitar todas las cooperativas del territorio. Tenemos 214 y hemos ido a unas 140. Queremos tener un termómetro del cooperativismo para disponer de una valoración de cuáles son sus apuestas de futuro a nivel productivo. Y esto nos ha dado un factor en el que trabajar profundamente, que es posicionar nuestras cooperativas como empresas importantes de comercialización.

- ¿En qué situación se encuentran las cooperativas catalanas?
- Actualmente tienen muy buena salud. Hay un porcentaje importante que tiene proyectos y esto no depende de su facturación, lo que demuestra que dentro del sector agroalimentario están tres o cuatro puntos por encima del resto.

- ¿Cómo ha evolucionado el sector en los últimos años de cara a aumentar la productividad?
- A pesar de la crisis que hemos vivido durante 10 ó 12 años, las cooperativas que representamos, agrarias y ganaderas, están a un gran nivel de inversión. Algunas están en una posición de competitividad importante a la hora de comercializar sus productos.

‘En muchos lugares la cooperativa aún sigue siendo el bar del pueblo, un punto de apoyo’

- ¿Qué quiere decir que se tiene que fortalecer la estructura social de las cooperativas?
- No somos ajenos a los problemas que existen. El primero es que falta relevo generacional, la incorporación de los jóvenes dentro de la estructura del campo y de la misma cooperativa. Luchamos también por la incorporación de la mujer. Y estamos haciendo planes sobre la formación de los consejos rectores porque creemos que deben tener una base formativa importante. Al fin y al cabo, dirigen empresas de 25, 50, 100 y hasta 200 millones de euros. Estamos trabajando con la conselleria de Agricultura, con la de Treball y con la de Economia para tener unos consejos rectores preparados. Para afrontar retos de futuro o capacidad de decisión, que es lo más importante.

- La demarcación de Tarragona lidera el ránking de cooperativas agrícolas de Catalunya.
- Sí. Es en Lleida y en Tarragona donde hay más. Es un tema cultural. De la Catalunya donde se empezaron a afrontar hace 100 años diferentes temáticas. Entonces vieron que lo que mejor les representaba era el cooperativismo y sigue  así. La cooperativa más joven tiene medio siglo y las más antiguas están en Tarragona. 

- ¿Son un motor económico?
- Indudablemente. Si a esto añadimos que de las 214 unas 73 tienen sección de crédito nos da una idea de que en algunos pueblos que en habitantes son pequeños pero que en términos municipales de producción son muy grandes, son las cooperativas las que tiran de la economía.

- En relación a las secciones de crédito, ¿Qué debe cambiar para no se repitan situaciones como las de La Canonja, Cambrils o l’Aldea?
- Estamos contentos con la nueva ley, que se ha aprobado por unanimidad en el Parlament. Lo que persigue es dar toda la garantía posible a los impositores de una sección de crédito. La segunda cuestión es que  cuando una sección de crédito de una cooperativa tenga algún problema, que podamos ser conocedores inmediatamente a través del departamento de Economía con la comisión de seguimiento. Que seamos conocedores del problema, no en el momento uno, sino en el menos diez. Se formará una comisión del fondo de contingencia que se ha creado y si una cooperativa tiene algún problema, una comisión lo analizará. En ella habrá personas del sector, de las secciones de crédito, de las consellerías y tambien alguna persona externa para dar garantías de cómo se pueden utilizar las ayudas.

- ¿De las cooperativas, cuál es el sector que genera mayor productividad?
- Hay alguno muy importante, como el aceite de oliva, con un 84% de la producción de toda Catalunya bajo el paraguas del cooperativismo. En el caso del arroz es un 70% y en el de la fruta dulce un 60%. Un 75% en el de los frutos secos y un 53% en el del vino. 

‘Cada día vamos entrando más en proyectos de innovación a nivel europeo’

- ¿La venta on-line ha cambiado la estructura del cooperativismo?
- De momento, no. Se va implementando una situación que es Internet, que queremos mirar como la logística mediante la que podemos poner en contacto a todas las agrotiendas para que tengan un feeling mucho más directo.

- Ahora que está de moda consumir productos de proximidad ¿Cómo encajan aquí las agrotiendas?
- Es un producto que las cooperativas siempre han tenido. Tenemos convenios a través de la Federació por ejemplo con Caprabo de manera que muchos de sus productos son de la línea de alguna cooperativa. Tenemos que pensar dónde está el input, por ejemplo Barcelona. El producto de cooperativa es fiable, cercano y Barcelona es de los puntos calientes de producción.

- ¿Se va hacia la eliminación del intermediario a la hora de exportar?
- A la hora de exportar lo que nos interesaría es que nuestras cooperativas hablasen entre ellas, no digo fusión, pero sí que fomenten una comercialización conjunta porque acometer mercados emergentes como China, sudeste asiático, países árabes... nos engañamos a nosotros mismos si pensamos que lo puede hacer cada una de las cooperativas por sí solas. Desde la Federació estamos poniendo las bases para que haya un mejor entendimiento entre cooperativas.

- ¿Hacia dónde quiere ir el cooperativismo?
- Vamos hacia una posición el máximo competitiva posible a nivel comercial y a un fortalecimiento social a través de la gente joven y de la mujer.

- ¿Cómo pretenden potenciar la marca cooperativa?
- Es una marca mucho más global. En el actual sistema cooperativista, el eje está en la persona, no en el capital. La diferencia de otras empresas es el reparto de beneficios y esto es una garantía social, de bienestar social para los propios socios. En muchos lugares la cooperativa aún sigue siendo el bar del pueblo, sigue colaborando con el casal. Y es un punto de apoyo al mismo tiempo muy importante del mismo Ayuntamiento para promocionar, para hacer cosas diferentes y que se puedan beneficiar todos los habitantes del pueblo. Pocos exponentes hay como la marca Coop.

- ¿Cómo ve al socio?
- El socio está con ganas de hacer cosas. Cada día vamos entrando más en lo que son proyectos de innovación a nivel europeo. Nos hemos profesionalizado, hemos invertido en tecnología y estamos esperanzados en tirar unas cooperativas al máximo de competitivas posibles. Y lo vamos consiguiendo. No es fácil pero estamos en ello.

Temas

Comentarios

Lea También