August Corrons: «La economía circular es un tema de pura necesidad»

August Corrons es Director del Máster Universitario de Sostenibilidad y Gestión de la Responsabilidad Social de la UOC. Recientemente estuvo en Reus, en el marco de una jornada sobre economía circular organizada junto al ayuntamiento de Reus y la Cambra de Reus

| Actualizado a 19 abril 2022 12:28
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

August Corrons es Director del Máster Universitario de Sostenibilidad y Gestión de la Responsabilidad Social de la UOC. Recientemente estuvo en Reus, en el marco de una jornada sobre economía circular organizada junto al ayuntamiento de Reus y la Cambra de Reus.

¿Por qué se dispara la segunda mano? ¿Es el marco legislativo, cambios entre los consumidores o algo coyuntural?

Que este fenómeno existe, es cierto. Por un lado hay un marco autorregulador, como el de los fondos de inversión, y por el otro una presión de la sociedad, más consciente de la importancia de reciclar, reusar y no desperdiciar. Al final, las empresas, bien sea por un marco legislativo que les obliga o por unos consumidores que están presionando, van más en esta línea. Dicho esto, pienso que haber optado ahora, en muchos casos, por vehículos de ocasión o ordenadores portátiles reutilizados es una situación más bien coyuntural.

¿Por la crisis en la cadena de suministros?

Sí. Ver la dependencia respecto a los productos que vienen de fuera ha despertado un poco más la consciencia por el consumo de proximidad, con productos que quizás prestan el mismo servicio y cumplen las expectativas pero, ahora mismo, lo de la economía circular es un tema de pura necesidad. Más allá de esto, a nivel europeo, cualquier decisión que pase por localizar y no depender del exterior, pasa por planificaciones estratégicas. Y todavía nos queda mucho.

Pero la Comisión Europea tiene estrategias a largo plazo, en 2030, 2050... ¿No es así?

Claro, pero una cosa es planificar a largo plazo y otra cosa es que lo materialices. ¿En qué acabó la cumbre del clima de Glasgow? En buenas intenciones, ningún acuerdo en firme y, sobre todo, una foto. Lo que quiero decir es que no se está haciendo lo suficiente para que esta planificación realmente se traduzca en resultados.

¿Se está creando un sector económico en torno a la circularidad?

Capacidad de que así sea, hay mucha. Se están poniendo planes encima de la mesa, pero quizás faltarán recursos. Ya se habla de economía circular dentro de los polígonos industriales, donde unas empresas pueden aprovechar como recursos lo que para otras son residuos, y también proliferan iniciativas de economía colaborativa; aunque cuidado, porque bajo este término se pone de todo. Carsharing, monedas locales, plataformas como Wallapop... cada vez habrá más iniciativas de estas, pero sobre todo emprendedores que ven un nicho de mercado y una oportunidad de negocio aquí.

La Comisión Europea plantea que la moda rápida, donde se suceden las colecciones y las series limitadas, pase de moda. ¿Es posible cambiar eso a base de regulaciones?

Yo no creo que lleguen a producirse esos cambios, porque sería una perturbación en un mercado que mueve mucho dinero. Otra cosa es que haya decisiones individuales como consumidores. Pero eso también depende del presupuesto, y está vinculado a la pirámide de Maslow, cuando tus anteriores necesidades están cubiertas.

¿En qué sentido?

Tú tienes la libertad de decidir si tienes la capacidad, partiendo de que no todo el mundo se puede permitir una determinada ropa.

Su presupuesto les alcanza para un abrigo de fast fashion de 50 euros, pero no para uno más sostenible, pero que cuesta 300 euros. ¿Es eso?

Sí. Además, una cosa es el presupuesto y otra la consciencia. Yo soy muy pesimista al respecto porque, al final, en muchos casos al consumidor lo que le interesa es la moda, más allá de que en esa marca o empresa haya malas condiciones laborales, por ejemplo. Otra cosa es que haya un sector de la sociedad cada vez más consciente, y que piense que, si puede alargar la vida de las cosas, pues mejor. Pero es un tema de decisiones personales, y no veo que la sociedad vaya en este sentido.

Comentarios
Multimedia Diari