Cómo transportar regalos en el coche evitando riesgos y sanciones

Conducir con regalos sueltos en el coche puede conllevar una sanción de hasta 200 €. Un pequeño paquete de un kilo de peso, ante un frenazo, es capaz de originar el "efecto elefante" ejerciendo una fuerza de 60 kilos.

| Actualizado a 23 diciembre 2021 11:22
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Miles de españoles usarán su coche en los próximos días para disfrutar de las fiestas navideñas. Concretamente, la Dirección General de Tráfico, que arranca hoy una Operación especial, prevé que se realicen un total de 19.530.000 desplazamientos por carretera. La mayoría de ellos se realizarán con numerosos bultos en el coche, puesto que además de las maletas habituales, los conductores aprovechan los viajes para trasladar un buen número de regalos. 

Saber cómo transportar correctamente esos paquetes es clave para viajar de forma segura. Llevar regalos sueltos en el vehículo supone un grave peligro que puede comprometer la seguridad vial de los conductores, pasajeros y el resto de usuarios de la vía, además de conllevar importantes sanciones.
 

Riesgos de transportar regalos en el coche que comprometen la seguridad vial


Vistas las cifras, el portal de compraventa de vehículos de segunda mano OcasionPlus.com analiza los riesgos de transportar los regalos en el habitáculo del coche. La principal recomendación, tanto en trayectos cortos como en viajes de larga distancia, es guardar todos los bultos en el maletero de forma ordenada. 

Sin embargo, cuando el maletero no es suficiente, la práctica más extendida es la de llevarlos sueltos en el coche, una acción que conlleva numerosos peligros desconocidos para muchos conductores. Conocer sus riesgos y qué precauciones tomar es fundamental para garantizar la seguridad vial, no comprometer el comportamiento del vehículo y evitar, incluso, exponerse a una sanción.

Veamos los principales riesgos de transportar regalos sueltos en el coche:
- Dificulta la visión del conductor: transportar paquetes muy voluminosos conlleva el peligro de reducir el campo de visión del conductor. En el caso de hacerlo en los asientos traseros puede comprometer la visión que ofrece la luneta trasera, por lo que se deberá disponer de un espejo retrovisor derecho. Si los bultos se sitúan en el asiento del copiloto, puede dificultar la ejecución de maniobras como el adelantamiento o el estacionamiento. 
- El efecto elefante: llevar objetos sueltos en el habitáculo del coche es un gran peligro. En movimiento, un objeto puede multiplicar entre 50 y 60 veces el valor de su masa, con lo que ante un frenazo a 60 km/h, un paquete de un kilo tendría una fuerza equivalente a 60 kilos. 
- Limita la libertad de movimiento: conducir con un objeto de gran volumen que limite los movimientos del conductor compromete su habilidad al volante y su capacidad de reacción.  
- Atasco de los pedales: un regalo de pequeño tamaño puede desplazarse en las pendientes hasta situarse bajo los pedales del conductor, pudiendo llegar a bloquearlos y provocar un susto o la pérdida del control del vehículo. 
- Si existe sobrecarga, el comportamiento del vehículo cambia: viajar con un exceso de carga incrementa la distancia de frenada, ralentiza la aceleración y modifica la dinámica del vehículo así como la reacción de los neumáticos.
 

Sanciones por transportar regalos en el coche


Poner especial cuidado a la normativa del Reglamento General de Circulación (RGC) a la hora de transportar los regalos y prestar atención a dónde y cómo hacerlo correctamente nos ayudará a ahorrar un gasto imprevisto. En OcasionPlus recopilan las principales acciones que podemos evitar a la hora de viajar con regalos en el vehículo que conllevan sanción:
- Transportar paquetes sueltos dentro del coche: la sanción puede ascender a los 200 € si los bultos no van sujetos e inmovilizados dentro del habitáculo. Así lo refleja el artículo 14 del Reglamento General de Circulación, que señala que la carga transportada en un vehículo no debe “arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa.” 
- Comprometer la estabilidad del vehículo: al igual que la anterior, es un supuesto recogido en el artículo 14 del RGC que específicamente señala que la carga no puede “comprometer la estabilidad del vehículo” o de lo contrario puede traducirse en una multa de 200 €.
- Manipular o recolocar algún regalo: aunque la acción en sí no está recogida de forma expresa en el Reglamento General de Circulación, si un agente considera que se pone en riesgo la seguridad vial sí puede ser sancionable con una multa de 80 euros. Al intentar mover un regalo, se retira una mano del volante y es posible que, incluso, se aparte la vista de la carretera durante unos 4 segundos, lo que a una velocidad de 100 km/h supone recorrer 113 metros a ciegas.
- Un bulto limita la movilidad o dificulta la visión: se trata de una infracción tipificada como grave que conlleva una multa de 200 €.  El artículo 18 del RGC recoge explícitamente que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.
- El paquete excede la masa máxima autorizada del vehículo: es difícil que suceda con los regalos habituales de Navidad, pero si así ocurre la sanción será de entre 301 y 4.000 euros. También será motivo de multa elevada si se transportan bultos que sobresalen de la planta del coche, no se señaliza esa carga con una placa homologada u oculta alguna luz u objeto de señalización obligatoria.
- El regalo cae a la vía por su mal acondicionamiento: la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad vial tipifica esta infracción muy grave y se sanciona con una multa de 500 €, por el peligro que puede suponer para el resto de usuarios de la carretera.       
 

10 claves para transportar regalos en coche de forma segura


Colocar de forma segura los paquetes en el coche es fácil si se tienen en cuenta algunas premisas básicas. Desde OcasionPlus.com recomiendan planear la carga en el vehículo siguiendo 10 consejos:

Los objetos más pesados deben transportarse en el maletero siempre, no en los asientos. De hecho, los más grandes y pesados deben situarse en la parte más baja del maletero para ayudar a mantener el centro de gravedad del vehículo. Por lo tanto, deben ser los primeros en guardarse.

Si existen objetos peligrosos (como cuchillos, cristalería, espejos…) deben guardarse dentro de cajas de transporte que deberán ir en el maletero.

Los bultos largos es recomendable colocarlos en posición horizontal.

Usar redes o cintas tensoras para sujetar la carga, sobre todo si no ocupa todo el maletero.

Si algún bulto sobrepasa las cabezas de los pasajeros que viajan en los asientos traseros debe ir correctamente sujeta para evitar cualquier riesgo de desplazamiento en curvas o ante deceleraciones bruscas.

Si se coloca algún regalo en los asientos traseros y no viajan pasajeros, se deben abrochar los cinturones para evitar que, ante un frenazo, éste invada el habitáculo.

Nunca se ha de transportar nada en la bandeja trasera: en caso de frenada, saldrá despedido y puede provocar lesiones a los ocupantes.

Los regalos más pequeños viajarán más seguros dentro de las guanteras y los huecos entre los asientos y el suelo o en el maletero utilizando una red portaobjetos.

Nunca se deben llevar paquetes en la parte delantera del vehículo.

Se ha de evitar que la carga dificulte la visibilidad, por ejemplo, de la luneta trasera.

La última recomendación al llegar al destino, sobre todo si el vehículo va a permanecer en la calle, es la de vaciar el coche y no dejar ningún regalo escondido en él para evitar ser víctimas de un hurto. Los cacos saben que, en estas fechas, el coche es uno de los almacenes más populares para esconder las compras navideñas.

Comentarios
Multimedia Diari