Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Delimitando la Industria 4.0 entre las pymes

La Cambra de Comerç de Tarragona acogió una nueva edición del ciclo de jornadas Accelera Pime, titulada ‘De què parlem, realment, quan parlem d’Indústria 4.0?’

| Actualizado a 22 junio 2022 15:40
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Para Jordi Colet Vernet, director general de Proacit Soluciones y Sistemas, «el concepto de Industria 4.0 va relacionado con el de transformación digital, dando valor añadido al cliente y poniéndolo en el centro, pero es algo que solo se lleva a cabo cuando en todos los estamentos de la empresa hay un cambio cultural».

Fue uno de los mensajes que este experto lanzó esta semana a los asistentes de la celebración de una nueva edición del ciclo de jornadas Accelera Pime, titulada De què parlem, realment, quan parlem d’Indústria 4.0? y organizada en formato online por la Cambra de Comerç de Tarragona.

El despliegue de proyectos relacionados con la Industria 4.0 en la empresa se caracteriza, según relató Jordi Colet, por ser «unos proyectos que aceleran muy deprisa, con un retorno de la inversión muy rápido» y que, en el caso de la industria, «al ser implementaciones bastante rápidas, no molestan al día a día de la producción, con perturbaciones de la actividad muy bajas».

¿A qué implementaciones se refiere Jordi Colet? Cuatro elementos impulsan a su entender lo que se conoce como Cuarta Revolución Industrial. El primero de ellos es la información digital, donde los datos recogidos en el mundo físico son procesados, analizados y almacenados en un registro digital, lo cual permite mejorar los pronósticos y la toma de decisiones.

El segundo factor es la automatización de procesos, donde se reemplaza el trabajo manual y repetitivo por sistemas que pueden trabajar de forma autónoma, eliminando errores y abaratando procesos.

En tercer lugar encontramos la fabricación inteligente, con un flujo completamente integrado que sincroniza las fases de pre-producción, producción y post-producción, logrando una mayor productividad, sostenibilidad y rendimiento económico.

Por último, en cuarto lugar está el cliente conectado, consistente en un cliente que está informado y cada vez demanda un papel más activo en el producto, presentando retos al proveedor y generando nuevas oportunidades de negocio.

«La Industria 4.0 solo se da cuando en todos los estamentos de la empresa hay un cambio cultural» (Jordi Colet, Proacit Soluciones y Sistemas)

Robots, Big Data, Realidad Aumentada, Fabricación aditiva 3D, Cloud Computing, Ciberseguridad, Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), sistemas integrados y simulaciones son los pilares tecnológicos sobre los que se sustenta la Industria 4.0.

Gemelos digitales e Inteligencia Artificial emergen también con fuerza en este escenario de Industria 4.0. Los primeros, en su versión más evolucionada, van a terminar siendo réplicas en el metaverso de procesos productivos, máquinas o plantas industriales enteras. Provistos de Inteligencia Artificial, además de cotejar y validar los datos de la simulación con los datos reales en planta, permitirán elaborar predicciones y llevar a cabo la toma de decisiones de manera automatizada.

La Inteligencia Artificial (IA), sin embargo, en tanto que uno de los elementos fundacionales de la Industria 4.0, va mucho más allá. El concepto de IA incluye una gran variedad de técnicas y mecanismos, de entre los que destaca el aprendizaje automático (machine learning), que suele basarse en redes neuronales que tratan de imitar el comportamiento de los sistemas nerviosos biológicos.

Estas redes pueden entenderse como una gigantesca matriz que relaciona entradas con salidas, de modo que, a medida que se introduce información, esta va almacenando (aprendiendo) las nuevas combinaciones, respetando las relaciones aprendidas en el pasado.

Sobrevolando todo esto, la ciberseguridad cobra un creciente papel destacado. Lo resumió de esta manera Jordi Colet durante su intervención: «Hasta ahora, a las industrias no podía accederse desde fuera, con lo cual podíamos tener sistemas operativos obsoletos, pero cuando te abres [al IoT, al Cloud Computing, al Big Data...], has de tener la ciberseguridad en el centro, con un plan de resiliencia para saber cómo reaccionar [en caso de ciberataque]».

Comentarios
Multimedia Diari