Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Electrodos para hidrógeno verde

La ‘spin-off’ surgida del Institut Català d’Investigació Química (ICIQ), en Tarragona, aspira a convertirse en un referente industrial para este vector energético

| Actualizado a 01 agosto 2022 10:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Julio Lloret-Fillol (Car-caixent, Ribera Alta, 45 años), Alberto Bucci (San Benedetto del Tronto, Italia, 33 años), Arturo Vilavella (Santiago de Chile, 53 años) y Leon Rizzi (Usk, Gales, 56 años) son los cuatro socios fundadores de Jolt Green Hydrogen Solutions, la tercera spin-off surgida del Institut Català d’Investigació Química (ICIQ), en Tarragona, constituida como sociedad el pasado 1 de abril y que ahora encara su fase de salida al mercado, donde esperan convertirse en un referente en el sector del hidrógeno verde.

En el nombre de esta empresa viene su declaración de intenciones: ofrecen soluciones para la industria del hidrógeno verde, un mercado en plena revolución (o reacción, llevando el símil al terreno de la Química), que está viendo nacer un ecosistema de startups y pequeñas empresas para atender una demanda que, según describe Julio Lloret-Fillol, líder de grupo de investigación del ICIQ y profesor ICREA, «solo en España necesitará, hasta el año 2030, un millón de electrodos para electrolizadores».

Es precisamente en los electrodos -un componente fundamental para los electrolizadores que, mediante tecnología de electrólisis (alimentada con electricidad procedente de fuentes renovables), separa el agua en oxígeno e hidrógeno- donde Jolt concentra hoy sus esfuerzos, con la vista puesta en producir, en el plazo de un año, un millar de electrodos al mes.

Se trata de electrodos con un recubrimiento catalítico desarrollado en el ICIQ que permite, según sus creadores, que su producción sea mucho más rápida, con menor consumo de energía y, por lo tanto, con menores costes que las tecnologías de fabricación actuales. Aseguran que, con su tecnología, pueden fabricar un electrodo en tan solo quince minutos y con una temperatura de trabajo de ‘apenas’ 200 grados centígrados, frente a las entre cuatro y ocho horas y los 800 grados que requieren las producciones actuales.

Tras una fase de aceleración en The Collider, la aceleradora de Mobile World Capital Barcelona, esta startup surgida de Tarragona acaba de lograr una primera ronda de inversión de 450.000 euros procedentes de Venture Capital australiano y Business Angels chilenos que les permitirá encarar la fase de industrialización.

Antes de terminar el presente 2022 confían en haber captado los 1,5 millones de euros necesarios para abrir una planta de producción (están buscando ubicación en algún lugar entre Tarragona y Barcelona, donde precisan unos 2.000 metros cuadrados de nave industrial) que les permita, a mediados de 2023, empezar con la fabricación de un millar de electrodos al mes en una línea semiautomática (lo que supondría una facturación anual de unos 4 millones de euros), y que, un año después, debería alcanzar, a plena capacidad de producción con una línea totalmente automatizada, los 15.000 electrodos mensuales.

En esta primera fase industrial precisarán la incorporación de una decena de personas, que se sumarán a las incorporaciones que ya están llevando a cabo (acaban de contratar su primer empleado) en el área de I+D, donde seguirán explorando otras tecnologías de electrolizadores.

La idea, a medio plazo, es llegar a fabricar y comercializar el primer electrolizador catalán, para lo cual esperan obtener el apoyo y la complicidad tanto de otras empresas como de las administraciones públicas.

Comentarios
Multimedia Diari