Juan Puertas: «La energía nuclear no está muerta»

Entrevista al presidente del Grup de Treball d'Energies Primàries en la Comissió d'Energia del Col·legi d'Enginers

| Actualizado a 08 febrero 2022 14:04
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Juan Puertas Agudo es ingeniero industrial especializado en  Técnicas Energéticas por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y diplomado en Alta Dirección de Empresas por Esade. Con una trayectoria profesional directiva, entre otras empresas, en el Grup Gas Natural (hoy Naturgy), es presidente del Grup de Treball d’Energies Primàries en la Comissió d’Energia del Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya.

 

¿Por qué la inclusión de la nuclear y el gas en la taxonomía verde de la UE?

Europa se marcó un objetivo para ser neutra en carbono en 2050, muy loable, pero no previó demasiado bien que esto precisa de una transición. Se simplificó este objetivo diciendo: ‘Hagámoslo todo eléctrico’. Y eso no es posible, porque la industria pesada y el transporte de larga distancia no es electrificable.

«La transición hacia cero emisiones sin nucleares y gas es prácticamente un suicidio»

¿Qué cambia la taxonomía?

La taxonomía es un invento de la Unión Europea que indica en qué tecnologías puede invertir el sector financiero, con fondos de inversión. Por eso es importante que la nuclear y el gas estén ahí. El Reino Unido sigue la misma política. Una vez incorporadas en la taxonomía, eso permitirá una transición responsable hacia un 2050 libre de emisiones, porque la transición hacia cero emisiones sin nucleares y gas es prácticamente un suicidio.

La taxonomía solo sirve para los inversores, pero en ningún caso marca las políticas de los estados miembros de la UE. ¿Seguiremos aquí el modelo alemán basado en quemar gas?

Creemos que España, y Catalunya debería hacer lo mismo, tendría que tener una política clara con el gas natural y replantear su política con la energía nuclear. Lo primero es si se alarga la vida útil de las centrales nucleares, y estoy convencido de que se llegará a un acuerdo y se alargará diez años más. Observo que ese discurso tan taxativo de que se cerrarán en 2031, ahora no está tan claro. Y es algo que en comarcas como la Ribera d’Ebre, donde la central de Ascó genera entre 10.000 y 15.000 empleos directos, hay que abordar. Igual que hay que abordar que, en estos momentos, es peor en términos de emisiones quemar gas en ciclos combinados que la nuclear.

«Personalmente, la política energética francesa me parece más razonable que la alemana»

Pues es la apuesta de Alemania...

Alemania es el estado miembro de la UE que más contamina per capita. El cierre de las centrales nucleares ha venido por la presión de los verdes, pero mientras tanto el gasoducto Nord Stream 2 no está en servicio y EEUU tampoco está por la labor. Personalmente, la política francesa [basada en una independencia energética sustentada en la energía nuclear] me parece más razonable. La política alemana es arriesgada. Depender completamente del gas de Rusia es arriesgado, y hay que garantizar el suministro.

¿De ahí el auge de la energía nuclear en países como Finlandia?

En Finlandia están construyendo dos grupos nucleares, efectivamente, y ahora es el momento de la historia en el que se están construyendo más reactores nucleares en el mundo. En el Pacífico se están construyendo decenas de centrales nucleares... La energía nuclear no está muerta.

Artículo relacionado: La energía nuclear reverdece

Comentarios
Multimedia Diari