La FP Dual mira a Europa

La modalidad de Formación Profesional Dual Internacional empieza a llamar a las puertas de pymes y centros educativos catalanes, como un elemento que añade valor y atractivo a determinados ciclos formativos 

| Actualizado a 01 febrero 2022 17:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El pasado 20 de enero, el programa Erasmus+ de la Unión Europea celebró su 35 aniversario. Junto con el euro, este programa de intercambio y movilidad -del que se han beneficiado hasta  la fecha 12 millones de ciudadanos europeos- ha sido para muchos el principal impulsor en la construcción de una identidad europea común.

Tras empezar en el año 1987 como Erasmus (un programa de movilidad europeo exclusivamente centrado en el mundo universitario), pocos años después, en 1995, se le añadieron los programas Leonardo da Vinci para la formación profesional y Comenius para la educación infantil, primaria y secundaria. Desde el año 2014, todos los programas europeos de intercambio y movilidad en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte quedan reunidos en Erasmus+.

Llegados al año 2022, la FP Dual en Catalunya, después del importante crecimiento experimentado en los últimos años, ha visto la oportunidad de dar un paso más, aprovechando la solidez de este programa y la experiencia de algunas empresas y centros formativos que han sido pioneros en la internacionalización de sus estudiantes.

Es el caso del programa de Formación Profesional Dual Transnacional de BASF, consistente en la realización del Ciclo Formativo de Grado Superior de Química Industrial en el IES Comte de Rius de Tarragona, combinado con clases de alemán y prácticas en los centros de producción de BASF en La Canonja (tres meses) y Ludwigshafen (Alemania), con una asignación de beca por parte de la propia empresa para seis meses de estancia y formación.

Con este bagaje a las espaldas, ACCIÓ organizó esta semana una jornada en formato telemático en la que dio a conocer entre las empresas lo que desde el Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya han designado como FP Dual Internacional. Bajo el título Talent per a l’empresa: La dual internacional en el sistema d’FP a Catalunya, se explicaron algunas de las claves y beneficios para las empresas de poner en marcha un proyecto de movilidad dual internacional.

Abierta a Programas de Formación e Inserción, Ciclos Formativos de Grado Medio y Ciclos Formativos de Grado Superior, la FP Dual Internacional contempla tanto la movilidad del alumnado (con estancias de prácticas y estudios en el extranjero) como la movilidad docente (con estancias formativas y para impartir docencia).

«Es un proyecto incipiente y no está muy extendido», reconoce Rafel Castaño, coordinador del equipo de prospección de empresas para la FP Dual en la Direcció general de Formació Professional, que reconoce la labor de algunos pioneros como BASF y el IES Comte de Rius: «En BASF hace muchos años que lo tienen implantado, con el Comte de Rius, pero ahora de lo que se trata es de abrirlo para que cualquier centro pueda hacerlo».

Hacer atractivos los ciclos

Para ello, han decidido apostar por la flexibilidad. El proceso empieza cuando el centro educativo establece contacto con una empresa extranjera o catalana con sede en el extranjero, y concreta la estancia formativa.

«Estas estancias en el extranjero no las tenemos preestablecidas, son flexibles -explica Castaño-, y tanto puede ser que el alumno se vaya por uno o dos meses como que sea para una estancia más larga, donde además de las prácticas haga una estancia académica con un reconocimiento de los estudios que haya podido cursar fuera». Además, en el caso de los períodos de prácticas, el hecho de que la empresa u organización de acogida ofrezca al estudiante una prestación o cualquier tipo de remuneración es compatible con la beca Erasmus+ de la UE.

«La FP Dual Internacional -defiende Rafel Castaño- es de mucha utilidad para aquellas empresas internacionalizadas que, por ejemplo, exportan maquinaria y desplazan trabajadores fuera para su instalación. Una experiencia internacional así enriquece tanto al alumno como a la empresa».

«Además -añade-, también hace atractivos para los jóvenes, que tienen ganas de viajar, ciclos como los de la familia industrial, que suelen tener mucha demanda y una matrícula muy baja. La FP Dual Internacional, desde luego, puede ser un mecanismo para hacer atractivos estos ciclos, además de propiciar un intercambio de conocimiento tanto para la empresa como para el centro».

Comentarios
Multimedia Diari