La tasa de actividad de las personas con discapacidad toca máximos históricos

Un 37,1% de la población con discapacidad en Catalunya estuvo ocupada o en búsqueda de empleo durante el año 2020, un porcentaje por encima de la media española, del 34,3%

| Actualizado a 14 marzo 2022 10:38
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Nunca en España han trabajado tantas personas con discapacidad como en 2020. Así se desprende de un estudio elaborado por la Fundación Randstad.

Los últimos datos oficiales publicados revelan que en Catalunya, la tasa de actividad de las personas con discapacidad se sitúa en el 37,1%, lo que supone 2,8 puntos porcentuales por encima de la media española, situada en el 34,3%. Como población activa se considera a las personas que trabajan o bien se hallan en búsqueda de empleo.

A pesar de esta mejoría, es destacable que un 66% de las personas con discapacidad en edad de trabajar se encuentran inactivas, siendo varias las causas que explicarían esta situación, como la incapacidad permanente, la jubilación, las labores del hogar o estar estudiando, respectivamente.

El crecimiento del empleo estuvo liderado por mujeres, con un aumento del 11%

Por tanto, lo primero que llama la atención es la baja participación de este colectivo en el mercado laboral. En España, solo 664.000 personas con discapacidad se encuentran activas, es decir, tienen una tasa de actividad del 34,3%, muy alejada del 76% de las personas sin discapacidad diagnosticada. No obstante, el número de personas activas con discapacidad va aumentando progresivamente. En 2020 se registró un crecimiento del 4% y en el periodo 2014-2020 un 13%.

Para el empleo de las personas con discapacidad, 2020 fue un buen año y ello a pesar de la crisis económica y laboral provocada por la Covid-19, superando el medio millón de ocupados (hasta 516.000), la mayor cifra desde 2014. Nunca en España trabajaron tantas personas con discapacidad como en 2020. Este buen comportamiento del empleo propició que un 26,7% de las personas con discapacidad trabajase en 2020.

El buen comportamiento del mercado laboral de las personas con discapacidad es aún más significativo si se compara su evolución con las personas sin discapacidad durante 2020, porque presentan tendencias contrarias.

Liderazgo femenino

De los 516.300 ocupados con discapacidad que había en 2020, el 56% eran hombres y el 44% mujeres. Ambos grupos tuvieron una tasa de empleo muy similar, en torno al 26%.

Sin embargo, en 2020 el crecimiento del empleo estuvo liderado por las mujeres al haber 22.700 mujeres más trabajando (un 11%) mientras que los hombres fueron tan sólo 7.600 más (un 2,7%).

Más del 90% de los ocupados tiene estudios secundarios

Las tres cuartas partes de las personas con discapacidad que estaban trabajando en 2020 tenían un contrato indefinido (347.100), aumentando esta contratación un 9% respecto a 2019. Por su parte, el número de contratos temporales se redujo ligeramente, situando la tasa de temporalidad en el 25%, más de un punto por debajo de la de 2019 y similar a la tasa de temporalidad de las personas sin discapacidad (24,1%).

Por su parte, en 2020, tres de cada cuatro contratos indefinidos nuevos los firmaron mujeres, mientras que los hombres firmaron todos los contratos nuevos temporales.

En 2020, había 516.300 personas con discapacidad ocupadas, de las cuales 472.300 tenían estudios secundarios o universitarios, es decir, más del 90% de todos los ocupados.

Este hecho tiene una relación directa con la situación de desempleo de este colectivo y se puede apreciar cómo a mayor nivel de estudios, la tasa de paro disminuye. En 2020, la tasa de paro de las personas con estudios superiores fue del 13%, muy alejada de la tasa del 33% de las personas sin estudios.

Analizando la situación profesional de las personas ocupadas con discapacidad (516.300 personas), en 2020 casi el 90% eran asalariadas (462.700) y algo más del 10% lo hacía por cuenta propia (53.400). En ambos casos, tuvieron crecimientos positivos respecto al 2019, con tasas del 6,5% y del 5,5% respectivamente.

La mayoría de las personas con discapacidad asalariadas estuvieron contratadas en el sector privado (348.200 personas). El sector público ocupa a 114.500 personas con discapacidad, teniendo un crecimiento respecto de 2019 del 14%, muy superior al crecimiento del sector privado.

La distribución por sectores no varió en el año 2020 y el sector servicios siguió siendo el sector que dio trabajo a un 81% de las personas con discapacidad (418.000 personas). Respecto al año 2019, el sector que más creció fue el de la construcción (30%) y el sector que tuvo una fuerte caída fue la agricultura (-15%).

Comentarios
Multimedia Diari