Los empresarios prevén subir precios

La mediana empresa catalana muestra su preocupación por la situación geopolítica y por los efectos de la inflación, dos de los principales riesgos y retos a los que tiene que hacer frente el mid-market español

| Actualizado a 25 abril 2022 10:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La mediana empresa catalana muestra su preocupación por la situación geopolítica y por los efectos de la inflación, dos de los principales riesgos y retos a los que tiene que hacer frente el mid-market español, según el último Pulso de la Mediana Empresa Española de Grant Thornton de 2022. 

Con los últimos datos de inflación situados en el 9,8% interanual, aupados por la subida de los precios de la energía y un aumento generalizado de los costes, los empresarios del middle-market catalán plantean inmediatas medidas para hacer frente a la nueva coyuntura. En concreto, el 49% prevé aumentar sus precios durante los próximos meses en respuesta a esta tensión inflacionista, una cifra que se incrementa en 11 puntos con respecto al inicio de 2021.

Tan solo un 7% de los directivos reconoce que cuenta con margen para reducir sus precios

Se trata de una tendencia generalizada entre el grueso de los directivos catalanes, en el que solo un 7% reconoce que cuenta con margen para reducir sus precios en los próximos meses.

En comparación con el resto de comunidades, Catalunya es, por detrás de País Vasco, en la que menos empresarios reconocen que aumentarán sus precios, ligeramente por debajo de Andalucía (50%), Madrid (52%), Galicia (57%) o Comunitat Valenciana (67%), que encabeza el ranking.

Salud empresarial

En líneas generales, la salud de la mediana empresa en España se mantiene todavía en el terreno positivo que alcanzó durante la primera mitad del pasado año (0,3 puntos en un baremo entre -50 y 50) después de registrar durante tres ejercicios consecutivos números negativos. Aunque el índice desciende un punto con respecto al primer semestre del pasado año y se ubica por debajo de la media europea (2,3) y global (1,2), la salud del mid-market español se mantiene todavía en la parte positiva de la tabla.

Para Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton, «justo cuando los indicadores auguraban el inicio de un ciclo de recuperación, las empresas medianas catalanas se enfrentan preocupadas a un nuevo revés inesperado. Los directivos hace unos meses reconocían sentirse confiados en lo que parecía el final definitivo del ciclo pandémico. Sin embargo, en nuestra última oleada, las expectativas de la mediana empresa en torno al ritmo de la recuperación se ralentizan a consecuencia principalmente de los vaivenes en el tablero internacional y, sobre todo, por la preocupación por la inflación».

El 58% de las empresas catalanas prevé aumentar su inversión en ciberseguridad

La preocupación por la escalada del precio de la energía en un contexto inflacionista aparece como el principal problema al que se enfrentan los empresarios a corto plazo. En concreto, un 67% de los empresarios catalanes lo consideran como uno de los principales factores que limitarán la capacidad de las empresas para crecer. Supone un 16% de incremento con respecto al semestre anterior y 5 puntos más que la media del conjunto del país. Aun así, la preocupación por el precio de la energía en Catalunya se sitúa a distancia de otras comunidades como País Vasco (76%), Comunitat Valenciana (79%) y Galicia (86%).

Como solución al entorno desafiante, la mediana empresa catalana confía todavía en el mercado exterior, pese a que el informe revela que los directivos catalanes son los más pesimistas en relación con el impulso a las exportaciones. Así, mientras que a principios del año pasado un 46% esperaba que aumentara el nivel de exportaciones, esta cifra se reduce ahora hasta el 40%. Pese a la caída de 6 puntos, Catalunya se mantiene en línea con la media global (45%) y por encima de la media europea (38%).

Ciberseguridad

La ciberseguridad y la transformación digital se posicionan en esta oleada del Pulse de Grant Thornton como áreas importantes de inversión por parte de las medianas empresas catalanas. El 58% de las organizaciones catalanas considera necesario incrementar la inversión en ciberseguridad durante los próximos meses, dos puntos menos que la media española. Esta comunidad se sitúa en el mismo nivel que Madrid (58%) y supera a Galicia (43%), única que se sitúa por debajo del 50% en esta variable. Por su parte, Andalucía (66%), Comunitat Valenciana (67%) y País Vasco (76%) son las comunidades que más esfuerzos prevén en materia de ciberseguridad para este año.

En líneas generales existe preocupación y mayor interés de los directivos catalanes por la transformación digital, siendo la principal área hacia la que prevén distribuir el presupuesto de las medianas empresas. Un esfuerzo que se muestra por encima de otras acciones relacionadas con el cambio climático, la igualdad y la diversidad laboral o la internacionalización de la empresa. Así, un 44% de los empresarios de esta comunidad autónoma destinará parte de los fondos disponibles a la transformación digital de su empresa, una cifra ligeramente por debajo de la media estatal, que se sitúa en el 46%.

Comentarios
Multimedia Diari