Los nuevos hábitos de los españoles tras la crisis energética

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la subida del precio de los combustibles ha generado nuevos hábitos de consumo. 

| Actualizado a 26 marzo 2022 14:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Guerra de Ucrania ha agravado la crisis energética ya existente en todos los ámbitos. El elevado precio de los combustibles ha tenido como consecuencia directa la generación de nuevos hábitos de los españoles. Según la OCU, se puede destacar la apuesta por el vehículo eléctrico, las opciones de movilidad alternativas y la predilección por las gasolineras low cost como las grandes tendencias. 

De acuerdo con el último estudio presentado, el 59% de los conductores se ha visto obligado a cambiar sus hábitos de uso del vehículo, con una menor utilización del coche o moto, debido al incremento de los precios del carburante. Y esta no es la única tendencia que esboza la encuesta. 

Por ejemplo, un 30% de los conductores indica que está valorando cambiar su coche o su moto por otro que implique un consumo más económico, con un motor 100% eléctrico, híbrido. Un 7% de los encuestados indica que ya ha dado el paso hacia el coche eléctrico dado el incremento de los precios de la gasolina o diesel. 

Por otro lado, un 3% ha decidido dejar de tener vehículo propio y un 19% de los conductores se lo está pensando. Desde OCU han recordado que en las grandes ciudades existen alternativas para movilizarse en coche sin ser propietario del mismo, como el ‘car sharing’ o el coche de suscripción. 

El auge de las gasolineras low-cost

La encuesta también se refiere a las gasolineras low cost, cada vez más comunes entre los usuarios ante el incremento de los precios. La organización recuerda que ofrecen la posibilidad de ahorrar hasta un 20% en carburante priorizando estas estaciones. Esto supone un ahorro de hasta 20 euros de gasóleo cada vez que se llena el depósito, y hasta 13 euros en gasolina en lugares como Madrid. 

Por último, desde la OCU han querido recalcar que la movilidad sostenible debe ser una elección libre de los ciudadanos; y no una decisión forzada por el aumento del precio del carburante, que afecta sobre todo a los consumidores más vulnerables.

Comentarios
Multimedia Diari