'Ha sido fantástico llegar hasta aquí pero queda mucho camino'

Activistas de Òmnium o de la ANC que viven el Procés desde su inicio ven con gratificación que la acción de calle haya llegado al Parlament pero recelan de los obstáculos que aún quedan

| Actualizado a 24 diciembre 2019 18:50
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Han visto desde el principio el nacimiento de un Procés que ahora parece dar pasos nuevamente decisivos, entrando de forma contundente en instituciones como el Parlament. Algunos son indenpendentistas convencidos desde hace décadas. Otros se arrimaron a la causa a raíz de momentos clave: la querella, en 2006, y la sentencia, en 2010, contra el Estatut, acaso el punto de inflexión.

¿Qué piensan aquellos que se movilizaron a las primeras de cambio, bajo el paraguas de una ANC que aglutinó ese creciente sentir independentista y lo llevó a la calle de forma masiva?. «Estoy muy gratamente sorprendido por ver la evolución. Antes había movimientos más minoritarios, más diversificados, pero desde la sentencia del Estatut yo, como otra gente, vimos que la solución era aglutinar a toda esa gente que estaba en proyectos hasta entonces algo cojos. Ahí se ganó mucha fuerza», cuenta Albert Cortés, excoordinador de la ANC en Tarragona y, por lo tanto, una de las voces locales reputadas en el trayecto independentista.

Francesc Sabaté, licenciado en Historia y activista por la independencia, también certifica el largo camino andado: «No pensaba que llegaríamos a este punto. Lo de estos días ha sido el primer paso de un conjunto de ellos encaminados a desconectar del Estado. Ahora estamos en ese juego de ajedrez, porque una respuesta muy desproporcionada de Madrid sería favorable a los intereses independentistas».

 

‘Estamos más cerca’

Sabaté, militante de ERC e independentista convencido desde siempre, ha visto «de forma muy agradable el aumento de gente que se ha ido apuntando a nuestra causa». «Ahora estamos más cerca de lo que yo pensaba que estaríamos hace cuatro o cinco años. Y todo ello porque la actitud del PP y del PSOE nos ha ayudado muchísimo. Quiero que inhabiliten, que apliquen el artículo 155, porque eso nos ayudará».

Ellos son la base de este activismo fogueado en manifestaciones, discursos, paradas en la calle y movilización en la red; ellos vehicularon el movimiento soberanista, desbocado en estos años por, según cuentan, la actitud del Estado. «Hay muchos independentistas que con algún tipo de facto fiscal no hubieran salido a la calle», concede Francesc Sabaté.

El movimiento independentista en las Terres de l’Ebre vive el día a día en el Parlament con expectativa y confianza en que, finalmente, Junts pel Sí y la CUP lleguen a un acuerdo para formar Govern. El presidente de Òmnium en las Terres de l’Ebre, Josep Moragrega, no se mostró sorprendido por el ‘No’ de la CUP a la investidura. «No ha sido ninguna sorpresa. Ya se había anunciado», detallaba. Ahora, a su parecer, hay que «dejar que los grupos continúen negociando. Estamos ante una primera votación, el jueves hay otra…».

Incluso si no se pudiera formar un ejecutivo y hubiese que recorrer a unas nuevas elecciones, el presidente de Òmnium no lo contempla como un escenario «decepcionante», aunque «no es lo más deseable». Espera que el sentimiento soberanista aumente su arraigo y que las formaciones que lo defiendan incluso crezcan en representación.

Sobre la resolución independentista, aclara que no se trata de una DUI «sino del inicio de un proceso constituyente que finaliza con la celebración de un referéndum, hay que recordarlo». Moragrega destaca, en todo caso, la normalidad con la que la socie

Comentarios
Multimedia Diari