Investigan el primer pinchazo de sumisión química en Salou

Los hechos habrían ocurrido en la calle Amposta de la capital de la Costa Daurada y la víctima presentaba síntomas de somnolencia, compatibles con cualquier droga para aturidr a las víctimas. Sería el primer caso reconocido en la Costa Daurada

| Actualizado a 29 julio 2022 17:27
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Una turista de nacionalidad francesa con síntomas de somnolencia ha sido derivada esta madrugada de viernes al hospital Joan XXIII de Tarragona. La razón sería la posibilidad de que alguien le hubiera inyectado alguna droga mediante una jeringuilla y que fuera sido una víctima potencial de sumisión química, la primera que se conocería de la Costa Daurada y Terres del’Ebre.

El portal digital el caso.cat ha adelanto que los hechos habrían ocurrido en una discoteca conocida de la calle Carles Buïgas, aunque fuentes consultadas por el Diari hablan de localizar este hecho en la calle Amposta de la misma ciudad. La amiga de la víctima fue la que lamó al 112 y alertó de los hechos y aseguró haber visto como un joven se acercó a su compañera con una jeringuilla y la pinchó a la zona de la cadera, añade este digital. Fuentes de Mossos han declinado dar detalles de lo ocurrido. Aseguran que a medida de que haya información se comunicará, pero pretenden reducir esta histeria colectiva que se apodera de las noches de ocio de toda Catalunya, donde hay un mínimo de 17 casos confirmados oficialmente.

Una ambulancia del SEM se personó en la calle Amposta y atendió a la joven, que tenía síntomas de somnolencia. Ante el riesgo de que hubiera sido drogada por un pinchazo, se la llevó al hospital Joan XXIII, donde se le practicaron pruebas. El hospital tampoco informará de la situación amparándose en la protección de datos del paciente.

Denuncias en Lloret de Mar y Barcelona

Antes de conocer este presunto caso de Salou, la portavoz de los Mossos, Montserrat Escudé, explicaba en el programa ‘El Món a Rac1’ que eran 17 las denuncias por pinchazos que se estaban investigando: 12 en Lloret de Mar (Costa Brava) y otras 5 en Barcelona. Según ha explicado la portavoz, están investigando si los pinchazos tienen relación con la población turística. Todos los casos que se investigan se han producido en torno al ocio nocturno cuando las víctimas estaban de fiesta. Las víctimas son 16 chicas y un chico (sin contar el caso de Salou). Escudé asegura que «no se debe crear un clima de terror» y remarca que en ninguno de los casos se puede relacionar los pinchazos con agresiones sexuales ni delitos contra el patrimonio: «Las víctimas sólo refieren haber recibido un pinchazo».

Varios locales de ocio nocturno donde se han denunciado estos hechos aseguran que están implementando medidas de seguridad complementarias. Según la organización Spain NightLife, los locales se han puesto en manos de la Asociación Internacional de Ocio Nocturno para implementar unos protocolos de seguridad que van más allá de los exigidos por la normativa.

Entre otros, están incorporando un protocolo para evitar agresiones sexuales, carteles informativos a las barras y lavabos, un curso de formación exhaustivo sobre seguridad global para todo el personal, cámaras de videovigilancia y tapavasos para los quién soliciten.

El secretario general de Spain Nightlife y de Fecasarm, Joaquim Boadas, ha considerado que esto último pose de manifiesto la seguridad de los locales. Aun así, ha recomendado a los negocios afectados tomar medidas adicionales de seguridad como reforzar la seguridad y los registros a la puerta a través de los vigilantes de seguridad.

Comentarios
Multimedia Diari