Mossos protege al chorlitejo en Torredembarra y Creixell

Agentes de la URMA denuncian a seis personas por acceder en zonas acotadas del Espacio de Interés Natural (EIN) de Els Muntanyans y Els Gorgs. Las personas denunciadas transitaban por zonas restringidas consideradas de protección especial por los nidos y su flora

| Actualizado a 16 septiembre 2022 12:30
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Mossos d’Esquadra de la Unidad Regional de Medio Ambiente (URMA) denunciaron a seis personas por no respetar la prohibición de acceso que protege el Espacio de Interés Natural (EIN) de las playas de Torredembarra y Creixell.

Desde hacía semanas, la URMA estaba llevando a cabo un dispositivo especial de vigilancia de este espacio. Un dispositivo que daba respondida a las informaciones recibidas por los mossos sobre las conductas de algunas personas que accedían en el espacio protegido y con sus conductas estaban malogran el espacio natural.

El Plan Especial que regula estos espacios permite únicamente a los visitantes circular por los caminos, las áreas y las infraestructuras expresamente habilitadas, con el fin de proteger sus valores naturales y paisajísticos.

Uno de los principales objetivos es justamente la defensa de las diferentes especies reproductoras protegidas, como el chorlitejo patanegra (Charadrius alexandrinus) , pájaro declarado en peligro de extinción, o varios tipos de lagartija en régimen de protección especial, así como la preservación de flora silvestre de la familia de las Limonium girardianum, catalogada como amenazada por la normativa catalana.

Durante el patrullaje específico en la zona, los agentes localizaron y denunciaron a seis personas por no respetar la prohibición del acceso. Se tiene que tener en cuenta que el incumplimiento de las obligaciones y las prohibiciones establecidas en el marco de las normas de los planes de protección del medio natural y del paisaje que recoge la Ley 12/1985 de 13 de junio, de espacios naturales, contempla sanciones de entre 300 y 3.000 euros.

Por otro lado, también se vigila el acceso de animales domésticos a la playa de Els Muntanyans, que se encuentra prohibido por la normativa municipal.

Comentarios
Multimedia Diari