Las estibadoras de Tarragona proponen reforzar equipos de trabajo

Las empresas plantean a los estibadores una batería de medidas para aumentar en un 30% la capacidad operativa del Port y poner fin al conflicto

| Actualizado a 21 septiembre 2022 20:21
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Las empresas estibadoras del Port de Tarragona han anunciado en un comunicado este miércoles que presentarán a los estibadores una batería de medidas dirigidas a reforzar los equipos de trabajo y los servicios, que supondrían un incremento de alrededor del 30% de la capacidad operativa del puerto.

De este modo, se incorporarían nuevos recursos y se aumentaría la productividad hasta los estándares internacionales, con el objetivo de superar la situación de atasco en las labores y los servicios que prestan a los barcos, y así recuperar la normalidad en el servicio a sus clientes.

Entre las medidas propuestas se encuentran destinar recursos adicionales para reforzar los equipos de trabajo, optimizar la composición y distribución de los ya existentes, apuntalar las labores más demandadas, favorecer la más correcta planificación de las actividades y aumentar el apoyo a las situaciones concurrentes que puedan generar problemas de cuellos de botella.

Se trata de medidas para la asignación del personal portuario disponible solo a las tareas más productivas, contratación y formación de todo el personal homologado identificado en Tarragona.

Las empresas han asegurado que de este modo se responde al compromiso adquirido frente a la petición de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) para superar el cuello de botella en las operaciones y a las demandas públicas de los estibadores. «Estas medidas también pretenden dar una respuesta rápida a esta situación compleja generada por el contexto de la guerra de Ucrania y sus consecuencias», añaden.

Fuentes del Port de Tarragona han instado a adoptar las medidas necesarias para recuperar el ritmo normal de operativas y descongestionar la infraestructura. Han pedido hacerlo para poder dar respuesta al incremento de la demanda de operativas que se prevé en octubre, ya que se deberán descargar 400.000 toneladas extra de cereales para dar respuesta a la mala cosecha que ha habido en España y Francia.

Por su parte, el presidente del Port de Tarragona, Josep Maria Cruset, aseguró que la Autoritat Portuària ha solicitado la apertura de un diálogo para solucionar el conflicto y dijo que el proceso ya se ha puesto en marcha. Reconoció que ya existe «un espacio de diálogo» entre las dos partes. Lo dijo en Tamarit de Llitera (Huesca), donde se puso la primera piedra de la Plataforma Intermodal literaTIM.

Comentarios
Multimedia Diari