El desafío climático

| Actualizado a 11 noviembre 2022 07:00
Comparte en:

Aestas alturas, después de haber pasado el verano más largo y caluroso desde que hay registros y ante todo tipo de evidencias, nadie en su sano juicio osaría negar que el cambio climático ya nos está afectando de manera muy sensible. El planeta ya sufre los estragos de una climatología cada vez más extrema que lo mismo se traduce en asfixiantes sequías que en inundaciones sin precedentes. Unos fenómenos que se multiplicarán hasta niveles alarmantes y con consecuencias catastróficas que incluyen un descomunal coste económico y un no menor impacto en la salud de las personas si no se adoptan con la urgencia debida acciones eficaces para frenar el calentamiento global.

Durante estos días la ONU celebra en Egipto su vigesimoséptima conferencia sobre la crisis climática, donde se debe evaluar el grado de ejecución de las medidas aprobadas en citas anteriores y debatir nuevas herramientas para afrontar uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad. Por desgracia, nada invita al optimismo. De hecho, el año cerrará con un 1% más de emisiones de carbono, especialmente impulsado por el uso del petróleo, y no hay señales de que la tendencia revierta en los próximos años.

El reto implica superar los egoísmos nacionales que han prevalecido hasta ahora. No parece sencillo, pero no hay otra salida

Hay que actuar e instalar el calentamiento global en la agenda de prioridades de las grandes potencias, donde nunca ha acabado de estar y ahora parece aún más difícil que lo haga por el contexto económico y geoestratégico. Sin embargo, la situación no admite más demoras. La cumbre debe suponer un punto de inflexión que permita reactivar con medidas coordinadas la lucha contra un problema cuya gravedad no es discutible. Es necesario que de ella salga una hoja de ruta que comprometa a todos los países. Abordar este reto implica colocar esa ambición colectiva por encima de los egoísmos nacionales y empresariales que han prevalecido hasta ahora. No parece sencillo, pero no hay otra salida.

Comentarios
Multimedia Diari