Indiferencia ante la tragedia

| Actualizado a 14 noviembre 2022 07:00
Comparte en:

Al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, lo están poniendo contra las cuerdas a causa del asalto a la valla de Melilla. Unos ven en esto acoso electoral, maniobra política. Por la izquierda y por la derecha. Aunque la derecha debe andar con tiento por ese alambre. Su prestigio humanitario también quedó herido en el Tarajal, con quince muertos sobre la alfombra de aquella playa. La BBC y los vídeos. Las concertinas y otra alfombra, esta de cadáveres, tienen revolucionado el mentidero político. Debemos recordar que esos inmigrantes muertos eran personas. Con ilusiones, familia y esas cosas que conforman al ser humano, por muy pobre que sea.

Hemos visto demasiadas imágenes pavorosas, nos han contado mil veces las penalidades de las personas migrantes

Los portavoces políticos lo tienen que recordar para que la opinión pública tome conciencia de eso. También para que, al enunciarlo, ellos mismos recuerden de qué están hablando más allá de la maniobra o el interés coyuntural. Para que, más allá de esos segundos de espanto en la pantalla del televisor o del compromiso de los voluntarios de alguna ONG, esas decenas de muertos cobren alguna importancia frente a la subida del kilowatio, la cesta de la compra o la alegría automovilística de Sagunto. Ya dijo Marcel Proust que nos puede afectar más una corriente de aire que un terremoto en la India. De eso se trata.

La indiferencia, más allá de esa aprensión pasajera a la hora del telediario, se ha normalizado. Hemos visto demasiadas imágenes pavorosas, nos han contado mil veces las penalidades de esa gente que atraviesa desiertos y se ahoga. Ahora Marlaska debe dar cuenta. Explicarlas con un poco más de detenimiento por mucho que no se quiera soliviantar a Marruecos. El problema no es fácil de resolver y ni el buenismo ni las intenciones solidarias sirven para solventarlo. El rompecabezas es global y va a ser duradero. Pero no se puede dar por bueno que los fallecidos solo sean «un detalle».

Comentarios
Multimedia Diari