Hay líneas rojas que no se deben traspasar

| Actualizado a 29 noviembre 2022 07:00
Álex Saldaña
Comparte en:

No todo vale. Ni en el amor, ni en la guerra, ni en la política. Y, sin embargo, estamos hartos de ver cómo se traspasan líneas rojas que nunca deberían traspasarse en todos estos ámbitos. Y no hace falta irse muy lejos para encontrar ejemplos. Con un Congreso de los Diputados convertido en una taberna donde la confrontación de ideas y los discursos basados en una hábil oratoria han dejado paso a gritos e insultos personales que demuestran el escaso bagaje moral de muchos de nuestros representantes, la política se ha adentrado en una irresponsable tormenta de crispación de la que no aún no sabemos muy bien cómo saldremos. Más cerca, en Tarragona, también suceden cosas que no se pueden pasar por alto. El candidato socialista a la alcaldía de la capital ha denunciado por las redes sociales la existencia de un perfil falso con su nombre con el evidente objetivo de perjudicarle que, para más inri, utiliza la imagen de su hija menor de edad sin su consentimiento. En esta ocasión el perjudicado es Rubén Viñuales, pero bien podría serlo cualquier día cualquier otro candidato de cualquier partido. Es tan solo un ejemplo de la guerra sucia que domina la batalla por un poder por el que parece que mucha gente está dispuesta a hacer lo que sea. Y así nos va. Pero no nos cansaremos de repetirlo: no, no todo vale. Ni en el amor, n en la guerra, ni en la política.

Comentarios
Multimedia Diari