«La reordenación en la zona del Pare Manyanet de Reus es por seguridad»

Tras las quejas de familias, la concejala de Seguretat i Convivència recuerda que el objetivo es evitar situaciones de peligro

| Actualizado a 08 septiembre 2022 08:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La concejala de Seguretat i Convivència del Ayuntamiento de Reus, Dolors Vázquez, recuerda que la reordenación del tráfico delante del Col·legi Pare Manyanet es por «una cuestión de seguridad». Así lo subraya tras las quejas que ha levantado entre padres, madres y vecinos de la zona la colocación de bolardos entre los dos carriles de esta calle.

Los usuarios señalaban este martes, tras la experiencia de los dos primeros días de clase, que habría «más complicaciones a nivel de tráfico que antes». Decían que «impide que los padres aparquen el coche en batería en la zona de ‘carga y descarga’» por lo que habría «menos espacio» y «tenemos que llegar media hora antes para poder aparcar».

Ante todo, Vázquez remarca que la reordenación se ha realizado después de un estudio elaborado por el Servei de Mobilitat i Circulació de la Guàrdia Urbana con el fin de evitar «las situaciones de peligro que se producían en este punto». Así pues, «se ha hecho una reordenación para evitar que los vehículos aparquen mal, en doble fila, y que después haya situaciones de peligro, que es lo que venía sucediendo». Es por ello que se ha optado por instalar en el centro de la calzada, entre los dos carriles, bolardos que impiden invadir el sentido contrario y, por lo tanto, que los coches aparquen en doble fila. «La zona reservada para las familias ha sido ampliada y las entradas y salidas han sido reforzadas con agentes de la Guàrdia Urbana», añade la concejala de Seguretat i Convivència.

También han sido eliminados los giros a la izquierda para evitar que los vehículos crucen dos carriles en una zona de visibilidad limitada. Además, se ha implantado una rotonda al principio de la calle del Pare Manyanet, con calle de Antoni Rius i Miró, para facilitar el cambio de sentido de los vehículos y, así, evitar maniobras peligrosas que se estaban produciendo.

«De momento, los primeros días han sido positivos, sin conflictos», asegura Dolors Vázquez. Es consciente de que «puede costar adaptarse», pero pide «dar una oportunidad» a las medidas implantadas. «Nos gustaría que fuese definitivo», señala. La concejala explica que se está en conversaciones con otras escuelas, «buscando, siempre, el principio de seguridad», pero sin entrar en más detalles.

Comentarios
Multimedia Diari