«Me gustaría volar desde Reus pero nunca me cuadra: o no hay ruta o falla la frecuencia»

El Aeropuerto se fija el reto de seducir al territorio. El ‘Diari’ pregunta a 16 vecinos si lo utilizan. Muchos valoran su comodidad pero desconocen la oferta o piden destinos para evitar El Prat

| Actualizado a 01 octubre 2022 06:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cómo ve la gente del territorio el Aeropuerto de Reus? ¿Lo utiliza a menudo? ¿Conoce su oferta de vuelos? El Diari sondea la opinión de 16 ciudadanos, los primeros que aceptaron responder a estas preguntas a pie de calle. Algunos no han viajado nunca desde aquí, otros no saben qué rutas ofrece el aeródromo y la mayoría, pese a ser conscientes de que Reus les sería más práctico, se desplazan a Barcelona porque es en El Prat donde encuentran los destinos y las frecuencias que necesitan. Pero el Aeropuerto reusense se ha marcado un objetivo: darse a conocer en casa y potenciar otras facetas más allá de la de receptor de turismo.

La opinión general la resume bien Adrià Galvet, que comenta que «nunca he cogido un avión en Reus. Cuando lo he mirado porque quería ir a algún sitio concreto, la ruta no existía aquí; y el año pasado, que me planteé volar a las islas, las frecuencias no me coincidían y tuve que pasar por todo el caos de El Prat». Este tarraconense, además, probablemente es también parte de la generación de jóvenes que no vivió el boom del Aeropuerto en los primeros compases de los 2000 y a la que la oferta actual no acaba de interesar.

Igual que Galvet, Júlia Fortuny explica que «no recuerdo haber volado desde aquí, y eso que lo tengo a diez minutos en coche». «Siempre voy a Barcelona porque las rutas que yo busco están allí y creo que en Reus no hay ninguna atractiva», apunta. Y dice que «sé que hay algo a Londres, pero muy limitado, y estaría bien tener enlaces, por ejemplo, a Ámsterdam, Florencia o París».

Otros sí aprovecharon aquellos tiempos en los que el Aeropuerto bullía, que han vuelto a la actualidad con el anuncio de Ryanair de barajar la recuperación de su base. «Dependiendo de la época, las rutas no han estado mal y, por mi trabajo, podía ir con asiduidad a Baleares o a las islas británicas», detalla el músico Joan Masdéu, que dice que «desde Reus ahorraba tiempo». Masdéu constata que, con el paso de los años, «los destinos se fueron tornando intermitentes». Y este verano, «volví de Dublín a través de Reus, pero fui desde Barcelona», concreta. También Carme Ciuret viajó a Galicia «cuando Ryanair tenía la base» y, aunque no ha vuelto a pasar por la infraestructura, cuenta que lo haría «si pusieran más destinos de proximidad».

Más conexiones estatales y europeas

El deseo de Ciuret es el mismo que el de Estefanía Martín, que lleva dos meses viviendo en Reus y aún «no sabía que existiese un aeropuerto». «Estaría bien poder ir a Madrid, Sevilla o San Sebastián», dice. Y, mirando un poco más allá, Montse Juncosa pide «disponer de un abanico amplio de rutas». «Ya que construyeron las pistas, explotémoslas», destaca. A Mirta Sánchez, que tiene familia en el extranjero y se mueve por Europa de visita, le vendría «muy bien poder usar el Aeropuerto de Reus, que es más cómodo que ir a Barcelona montada en un tren a las cinco de la mañana». Pero «no hay rutas».

Y es que, aunque El Prat sea en algún aspecto un incordio, más de uno, como Marcelo Rodríguez, confiesa que «siempre recurro a él y me enteré hace poco de que podía tomar aviones en Reus». Vecino de Botarell desde hace dos años, Rodríguez afirma que «no me llega información de rutas». La misma sensación tiene Mònica Fària, que mantiene que «habría que anunciar la programación» y aventura que «seguramente solo haya conexiones con Londres». Esta campaña, Reus tuvo vuelos a Irlanda, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Polonia o España, a través de Air Nostrum que impulsó Reus-Mallorca.

Sin embargo, fue el verano pasado cuando el estreno de Reus-Canarias, de la mano de Binter, pareció ir a dar un giro al Aeropuerto como emisor de turismo. El destino generó una gran expectación que no se tradujo en ventas y Binter, que se había comprometido a permanecer en Reus en temporada baja, dio marcha atrás y se retiró. «Cuando hubo aquellos vuelos, yo los cogí y estuvieron muy bien», expone Rosa Lucas, que lamenta que «eran muy cómodos pero nos los quitaron». «En el avión de vuelta viajamos solo seis pasajeros», cuenta.

La falta de alternativas echa para atrás a muchos. También las dificultades para saber qué opciones ofrece el Aeropuerto. «A lo mejor hay un vuelo semanal y no sabes ni a dónde», reprocha Antonio B. Cuando una búsqueda en los portales de las grandes aerolíneas no arroja resultados, el potencial pasajero desiste y hace kilómetros hasta Barcelona. «Si hubiera rutas establecidas, la gente las cogería», sostiene Dolors Busquets, que dice que «solo se pueden aprovechar los chárteres de los ingleses para viajar». En este contexto, «que el territorio tenga que pagar para que las aerolíneas se establezcan es otro problema».

Para Mamen Almagro, que suele pasar el fin de año fuera de casa, el escollo es distinto. «Quisiera viajar en diciembre pero, en invierno, Reus cierra o tiene muy pocas conexiones y me veo yendo a El Prat», critica. «¿Cómo puedo saber lo que se programa en el Aeropuerto? ¿Mirando en su web?», se pregunta. Y a Lucía Tafalla, ilicitana que estudia y reside en Reus, le encantaría disponer de «más conexiones con España». «Inglaterra, que es lo que más abunda, no me llama y busqué Italia o Grecia pero no hay», precisa.

Nadie duda de la importancia de contar con un Aeropuerto, que «es necesario», ni de que la intermodal le dará un empujón. Tampoco de sus ventajas. «Es perfecto y lo tenemos en casa», valora Josep Ramon Ferré, y Gabriel Sánchez destaca que «es ágil, tiene parking, bus y te evita ir a Barcelona». En cambio, El Prat sigue siendo el referente.

La Generalitat convocará una reunión este mes para abordar el rol local del equipamiento

El presidente de Aena, Maurici Lucena, que compareció recientemente en la Cambra, puso el foco en el arraigo de la infraestructura. «Si uno pregunta sobre el Aeropuerto a quienes viven o trabajan en la demarcación, es desconocido», admitió, y dijo que «los turistas saben más que los de aquí. Así lo indican nuestras encuestas». Lucena incidió en que «cuando eso cambie, habrá más demanda». El alcalde, Carles Pellicer, pidió una reunión urgente de la Taula de l’Aeroport reforzar la promoción y hablar sobre Ryanair. Fuentes municipales precisan que «el alcalde ha recibido el compromiso de la Generalitat de convocar una reunión la primera quincena de octubre».

Temas:

Comentarios
Multimedia Diari