Reus, en el top 20 de ciudades con más probabilidad de robo en comercios

Un estudio sitúa la capital del Baix Camp con un botín medio de 1.800 euros, pero con incidencias de poca gravedad

| Actualizado a 04 diciembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

En Reus hay un 45,81% más de probabilidades que un comercio sufra un robo que en el conjunto del Estado. Así lo indica un informe de Unespa, la asociación de seguros de España, elaborado a partir de información facilitada por diferentes aseguradoras, referente a 2021.

Entre los datos que expone el documento, destaca la alta posición de la ciudad de Reus en el ranking de ciudades españolas con mayor probabilidad de robos en establecimientos comerciales. Concretamente, se ubica en el puesto 17, muy por encima de Tarragona, que está en el 40 y una probabilidad del 8%. Encabeza la lista Coslada (Madrid), Rubí (Barcelona) y Telde (Las Palmas). Como puntualizan el estudio, se habla de probabilidad «entendida como la relación entre los robos experimentados y los comercios asegurados», es decir, respecto al total de establecimientos que hubieran podido ser víctimas. Así, el informe extrae datos que hace comparables todas las ciudades. «Una medida mucho más precisa que el puro volumen», expone Unespa, dado que, en ese caso, solo se confirmaría que «hay más robos donde más comercio hay».

$!Reus, en el top 20 de ciudades con más probabilidad de robo en comercios

El mismo estudio recoge otros datos de interés, como el botín medio, es decir, la cantidad robada de media en los incidentes en comercios. Este fue de 1.852,96 euros en la capital del Baix Camp en 2021 y se sitúa también en el top 20 de ciudades españoles, concretamente, en el puesto 16. Mijas (Málaga) es lo localidad con una cantidad robada más elevada: 3.524,97 euros de media. A la vez, Reus está en la cola en cuanto a gravedad de estos delitos.

Ante estos datos, tanto la presidenta de la Unió de Botiguers de Reus, Meritxell Barberà; como el de El Tomb de Reus, Jacint Pallejà, indican que sí que sufren hurtos y robos, aunque sin llegar a haber un ambiente inseguro. Pau Salvadó, al frente de los comerciantes de El Pallol, muestra sorpresa porque «al menos en la zona de El Pallol, tenemos muy poca incidencia». Sí que recuerda que en el paseo comercial hay seguridad privada, lo que podría frenar a los ladrones. Pero subraya que, en general, hay «percepción de seguridad y mucha tranquilidad».

En lo que están de acuerdo los tres representantes es que la capitalidad comercial de la ciudad puede hacerla, también, más llamativa para los ladrones. «Como más movimiento de gente hay, más probabilidades», señalan. De hecho, indican que, en las épocas de mayor afluencia, como la campaña navideña, hay más incidentes. «No puedes estar tan pendiente de toda la gente que entra en la tienda», explica Barberà. Aun así, recuerda que hay robos todo el año, aunque «puntuales», según Jacint Pallejà. Es por ello que el tejido comercial reclama que los agentes patrullen siempre por las calles «y no solo por Navidad». Las tres asociaciones lo han sugerido en las reuniones que mantienen con los cuerpos policiales y la concejalía de Seguretat. «Aunque también entendemos que los agentes son los que son y que la ciudad es muy grande», apunta Salvadó, que añade: «Si no es todo el año, podría reforzarse la vigilancia en épocas concretas de mayor afluencia».

Ligero incremento

Fuentes municipales consultadas reconocen que entre 2019 y 2022 se ha producido un ligero incremento del número de delitos de este tipo. No obstante, es un aumento «por debajo de la subida experimentada en el conjunto de Catalunya después de la pandemia», añaden las mismas fuentes. En cuanto a la gravedad, y coincidiendo con el informe de Unespa, los delitos que causan más alarma social, como los robos con fuerza o con violencia e intimidación, han disminuido.

En esta línea, Meritxell Barberà indica que la mayoría de incidentes son hurtos, es decir, sustracciones de productos «y te das cuenta a posteriori, cuando el comerciante echa en falta algún objeto». También se dan casos de robo con intimidación «pero son pocos. No se dan situaciones de peligro», asegura. La presidenta de la Unió de Botiguers también cuenta que, ahora, han aparecido nuevas formas de robo «dado que en las tiendas hay menos metálico y, por ejemplo, hay intentos de que pagues por paquetes que no has pedido», ejemplifica Barberà.

Contactos con Guàrdia Urbana

Lo que valoran mucho los comercios es la proximidad con la Guàrdia Urbana de Reus y Mossos ante cualquier incidencia y también las reuniones periódicas que mantienen. «Tenemos un sistema de comunicación fácil con los cuerpos policiales y también un comercio profesionalizado que denuncia ante cualquier delito», remarca desde El Tomb de Reus, Jacint Pallejà.

Así también lo destacan las fuentes municipales consultadas, que resaltan el contacto a diario con comercios y representantes del tejido. El objetivo: trabajar conjuntamente y detectar posibles incidencias. Desde el consistorio también recuerdan la reciente creación de la Unitat de Proximitat de la Guàrdia Urbana, que «ha impulsado esta política». De hecho, uno de los objetivos de esta unidad es acercar el servicio policial a la ciudadanía. Entre les acciones llevadas a cabo destaca una mayor presencia policial o contacto permanente con las tiendas, ya sea de forma presencial, telefónicamente o por correo electrónico. Los agentes también realizan reuniones de trabajo, acciones de formación y consejos de seguridad.

Aunque el tejido comercial de la ciudad pide más patrullas a pie de calle, desde el consistorio subrayan que dicha proximidad «está todo el año», aunque es reforzada por Navidad, con el dispositivo conjunto con Mossos.

Comentarios
Multimedia Diari