Un detenido por agresión sexual y otro por clavar un cuchillo a la pareja en Reus

El primer delito se habría producido el miércoles en la calle Doctor Gimbernat

| Actualizado a 05 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Guardia Urbana de Reus detuvo este miércoles por la noche a un hombre por una presunta agresión sexual en un domicilio de la ciudad reusense. En el operativo también participaron los Mossos d’Esquadra.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 20 horas en la calle Doctor Gimbernat. Fue en un piso de dicha vía donde alguien alertó a las fuerzas policiales, quienes se personaron en el lugar. Tal y como han confirmado la Urbana al Diari, fue la propia víctima quien realizó la llamada de socorro. Mossos d’Esquadra, por su parte, se ha hecho cargo de la investigación. De hecho, la Urbana, que llegó antes al piso donde se habría producido el delito, se encargó de retener al presunto agresor hasta que la policía autonómica llegó e hizo efectiva la detención, tras realizar las comprobaciones pertinentes. De hecho, como se trata de una posible agresión sexual, la competencia de la investigación pertenece a los Mossos d’Esquadra.

Clavó un cuchillo a su pareja

En otro orden de cosas, la Guàrdia Urbana de Reus detuvo durante la madrugada de viernes a un vecino de la ciudad acusado de un delito de lesiones y otro de violencia machista perpetrado horas antes. La víctima, que tal y como ha podido conocer este medio sufrió varias heridas en uno de sus brazos, declinó denunciar a su agresor y tampoco colaboró en esclarecer qué había ocurrido entre ellos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21 horas en la calle Santa Teresa de Reus, dentro de un edificio. Los agentes, que fueron avisados de la discusión de esta pareja, se personaron en la dirección señalada y mediaron entre las partes.

Al parecer, el hombre habría cogido un cuchillo y se lo habría clavado a su pareja, pero sin que las lesiones fueran graves (según el relato inicial).

La víctima presentaba heridas superficiales y fue trasladada en ambulancia hasta el hospital Sant Joan de Reus, donde recibió atención médica y se pudo conocer el alcance de las lesiones sufridas.

Tras recibir las curas en el hospital reusense, rechazó denunciar a su agresor. La víctima recibió el alta y fue acompañada por la Guàrdia Urbana hasta su domicilio. Seguidamente, actuó de oficio contra su pareja y lo acusó de un delito de violencia machista y otro de lesiones. Por ello el agresor acabó detenido horas después, a primeras horas de la madrugada.

Comentarios
Multimedia Diari