Muchos interrogantes con el herido por arma de fuego de Vandellòs

El hombre ingresó casi de madrugada en el hospital Joan XXIII con los dos brazos afectados y una gran pérdida de sangre. Mossos investiga qué ocurrió y si tiene relación con el tráfico de drogas

| Actualizado a 04 julio 2022 13:24
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Mossos d’Esquadra tiene abierta una investigación para esclarecer lo ocurrido en la noche del sábado en el pueblo de Masboquera, uno de los cinco que configuran el municipio de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant.

El hombre sigue grave e ingresado en el hospital Joan XXIII a raíz de una herida de arma de fuego grave. Posiblemente el disparo de una escopeta fue el causante de la pérdida de dos dedos y de masa muscular en los dos brazos. La víctima perdió mucha sangre a consecuencia del disparo y ello fue lo que puso en jaque su vida, que fue salvada in extremis gracias a la rapidez del SEM, que llegó poco antes de las 22 horas en este núcleo de población pegado a la C-44.

Una vez estabilizada la víctima e ingresada en el hospital, que no puede informar del estado de salud del paciente, es la Unitat d’Investigació de Mossos de la comisaría de Reus la que debe intentar esclarecer qué ocurrió en Masboquera.

Fuentes de la investigación señalan que el caso todavía plantea interrogantes y que el historial de la víctima suscita una serie de preguntas complementarias al incidente en sí. La víctima tendría relación con las mafias de la marihuana asentadas en Catalunya y ello abre el abanico de si el disparo fue accidental o hubo algo más.

Según detalles que se han ido conociendo horas después del accidente, al parecer la víctima y su pareja llevaría un par de años residiendo en esta casa de Masboquera y que Mossos tendría información de que podría haber sido una plantación indoor.

El sábado enfrente de la casa aparcaron una furgoneta y un coche. Y entraron hombres que habrían discutido con la víctima. Ésta tenía una escopeta de caza cargada y en el forcejeo con los «visitantes» se habría disparado.

Fue la mujer quién llamó al 112 pero alertando de una caída de su marido. No quiso atraer la presencia policial. Fueron las unidades del SEM las que viendo el percal (herido con arma de fuego) comunicaron la gravedad de la situación, activando a Mossos y Policía Local. Y Fue precisamente la policía autonómica la que recabó información de la víctima, su pareja y registró la casa.

Algunas fuentes señalan que dentro habría algo de material para plantaciones indoor, aunque nadie confirma este dato.

Comentarios
Multimedia Diari