El fraude eléctrico de nueve locales del Port Esportiu

La Guàrdia Urbana de Tarragona y Endesa neutralizan las conexiones. El ‘robo’ energético equivale al consumo energético de 212 viviendas

| Actualizado a 16 septiembre 2022 12:58
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Tomarse un cubata y sudar no era admisible. Nueve locales de ocio del Port Esportiu de Tarragona no podían permitirse que la climatización interior fuera un horno durante su actividad porque el riesgo a perder clientela estaba garantizado con el calor que nos ha acompañado todo el verano.

Así que la «brillante» idea fue la de conectar la luz de forma fraudulenta sin pasar por el contador de la compañía eléctrica. El coste energético no computaba y el fresquito de la sala era un imán para mantener la clientela. Ha sido el negocio redondo... hasta que se ha descubierto el pastel.

Este jueves por la mañana, 15 de septiembre, el Ayuntamiento de Tarragona informa que se llevó a cabo un dispositivo policial con agentes de la Guàrdia Urbana y técnicos de la empresa de Endesa, para anular y retirar 9 puntos de luz ilegales y que formarían parte de un delito de defraudación de fluido eléctrico de nueve locales de marcha de esta zona de la ciudad.

Esta intervención exitosa tuvo un preámbulo el pasado 4 de septiembre, en otro operativo policial de la Guàrdia Urbana que ya había detectado un presunto fraude por el consumo ilegítimode energía eléctrica, en uno de estos locales de ocio. Esa fue la puerta d eentrada a ver si había más conexiones ilegales, descubriendo otras ocho en la mañana de ayer.

Con el caso encontrado el día 4, se inició una investigación de los hechos con técnicos de la empresa Endesa. Así se descubrieron otros ocho establecimientos más que estarían cometiendo la misma infracción. Esta conexión ilegal permitía evitar incrementar la factura de la luz con los aparatos de aire acondicionado de los locales, reduciendo así un importe ya de por sí muy elevado.

Durante la mañana del jueves se procedió a levantar las actas de las infracciones detectadas en todos los establecimientos, a retirar las conexiones ilegales y finalmente, a efectuar los correspondientes cortes del suministro. El cómputo total de energía defraudada, según Endesa, ha sido de 741.036 kWh, equivaliendo al consumo de 212 viviendas, teniendo en cuenta un consumo anual de media 3.500 kWh por vivienda.

La consejera de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Cristina Guzman, ha manifestado que “estas manipulaciones, además de constituir un ilícito penal, son muy peligrosas por la seguridad de quien las lleva a cabo, por los propios establecimientos y por los clientes que acuden”.

Por su parte Endesa ha querido destacar “la importancia de la colaboración entre la compañía y las fuerzas de seguridad” y por otro lado “animar a la ciudadanía a notificar cualquier conexión que pueda parecer irregular a través de los canales gratuitos y anónimos habilitados con cuyo objeto”.

Comentarios
Multimedia Diari