El pacto ERC-PSC impulsa el Institut l’Arrabassada, el CAP La Granja y el nuevo Joan XXIII

El acuerdo presupuestario desencalla inversiones en equipamientos educativos y sanitarios en unas cuentas que, en el Camp de Tarragona, crecen un 0,7% para llegar a los 112,4 millones

| Actualizado a 03 febrero 2023 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El pacto entre ERC y PSC para el presupuesto de la Generalitat de 2023 permitirá desbloquear y dar pasos hacia adelante en varios equipamientos sanitarios y educativos de la demarcación de Tarragona. Así se establece en las cuentas que ayer fueron aprobadas en el Consell Executiu extraordinario del Govern, que en el Camp de Tarragona crecerán un 0,7%, llegando hasta los 112,4 millones de euros.

En la ciudad de Tarragona, con una inyección de casi 40 millones, la gran novedad es el impulso al futuro Institut l’Arrabassada, que en las previsiones autonómicas cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros a ejecutar en los próximos años. Para este 2023 está previsto llevar a cabo el proceso participativo y la redacción del proyecto constructivo. Sobre ello, fuentes de ERC aseguran que este trámite «ya estaba previsto independientemente del pacto». Asimismo, otra de las actuaciones esperadas es la ampliación del CAP La Granja, valoradas en 5,2 millones de euros. Se trata de una histórica reivindicación para un centro que da servicio a 28.000 usuarios y que ahora será ampliado con 2.600 nuevos metros cuadrados. En materia sanitaria, las previsiones económicas también contemplan 10,4 millones para el Hospital Joan XXIII, que en los próximos años contará con una inversión de 177 para su reforma.

Asimismo, entre otras actuaciones, también destacan los 4,7 millones para el censo emfitéutico del Institut Pere Martell y el Cal·lípolis, así como 1,6 para el Campus Catalunya de la URV. Las cuentas también dan pasos adelante en el proyecto del albergue juvenil de la Ciutat de Repòs, con 978.000 euros para la redacción del proyecto constructivo, que se encuentra ya en fase de adjudicación, así como otros 78.000 para actualizar el plan del Fòrum Judicial de 2009 y sacar las obras, al fin, a licitación pública.

25 millones para Reus

En Reus, el impacto de los presupuestos de la Generalitat supone una inversión de 25 millones de euros que también es «superior a la de momentos anteriores», tal como detalló ayer la vicealcaldesa, Noemí Llauradó. Del total, 9 millones irán a parar al ámbito de la vivienda, con una inyección destacada de 6,8 para los 70 pisos de protección oficial y libres que deben levantarse en el barrio del Carme, asociados al desdoblamiento del CAP Sant Pere y a la construcción de un parking subterráneo con un centenar de plazas en la misma zona.

Salud es la segunda área que recibirá más recursos y se lleva más de 6 millones. En este sentido, 4,7 –la mayor cantidad– se dedicarán a impulsar avances y a la compra de equipamiento para el Hospital Sant Joan de Reus, y se contempla el propio desdoblamiento del CAP Sant Pere «una vez que se disponga del solar adecuado». El CAP Llibertat –y, en otro sector, la Estació Enològica– vivirán reformas.

Otros 3,4 millones de euros serán para cuestiones de movilidad sostenible, como los carriles bici que unirán Reus con Cambrils y Reus con Salou. El de Blancafort dispondrá de alrededor de 2 millones y el que enlazará con Salou contará con 1,4.

Y educación recibirá cerca de 3 millones más. En ese campo, lo más relevante es el empujón de unos 600.000 euros que se le dará al traslado de la Escola Els Ganxets, la última de la ciudad que permanece íntegramente en barracones y que hace años que debió haberse mudado a las instalaciones de la ya extinta Escola Ciutat de Reus. Consultada sobre el calendario del movimiento, Llauradó apuntó que «creo que el acondicionamiento está previsto para 2023 e iremos desgranando las actuaciones concejalía por concejalía». También se perfilan aportaciones para la eficiencia energética y el confort de cuatro institutos: Horticultura i Jardineria, Gaudí, Josep Tapiró, i Domènech i Montaner obtendrán más de 500.000 euros cada uno, orientados al aislamiento térmico de sus edificios.

Sin embargo, lo primero que se materializará «probablemente será la suscripción de un convenio para soterrar las torres de muy alta tensión de la urbanización El Pinar, entre Reus y Castellvell», señaló Llauradó. Las torres se integran en una partida de 3 millones para toda Catalunya. Esta es «una reclamación en la que hacía tiempo que trabajábamos directamente con la consellera Jordà y sobre la que se nos había dicho que si había presupuestos prosperaría». «Seguramente será lo que veremos antes, este 2023, de manera más inmediata», precisó la vicealcaldesa. E indicó que, paralelamente, «hablando de convenios, seguramente veremos también el que ya aprobamos en el pleno del Ayuntamiento para distribuir los derechos y deberes del desdoblamiento del CAP Sant Pere, los pisos y el aparcamiento en el barrio del Carme».

«Con el acuerdo pactado entre las dos fuerzas se logra una inversión considerable en la ciudad», valoró Llauradó, que incidió en que «los presupuestos representan el fin de una etapa de recortes y el inicio de una de refuerzo de los servicios públicos». La vicealcaldesa destacó el impulso a «las líneas asistenciales del Hospital Sant Joan de Reus» y «a los centros de atención primaria que dependen de la entidad de derecho público que gestiona el hospital». «Estamos satisfechos por las políticas que se podrán desplegar a nivel de Catalunya y que también favorecerán a la ciudadanía reusense», concluyó.

Desde el PSC, la diputada y alcaldable por Reus Sandra Guaita celebró que «en el caso de Reus hemos conseguido que este 2023 se destinen 4,2 millones al desdoblamiento del CAP Sant Pere, acción que debe materializarse en un periodo de tiempo breve, sin dilación». «Una vez más, ponemos de manifiesto la importancia y la necesidad de tener un presupuesto que dé respuesta a los problemas de la gente», añadió.

En cuanto al resto del Baix Camp –una de las comarcas donde más se incrementa la inversión, un 37,2%–, la planta de desechos de Botarell contará con 6,4 millones y se reserva una aportación de 2,9 millones para la construcción de la nueva escuela de Maspujols. Y en el Priorat habrá 1,9 millones asignados para cunetas pisables en Cornudella de Montsant, 336.000 euros para la restauración de la Església La Cartoixa d’Escaladei o 2,4 millones para el saneamiento del núcleo de la Vilella Baixa.

Comisaría en Torredembarra

Buena parte de los recursos que la Generalitat destinará a Tarragona irán a proyectos claves de municipios de costa. Actuaciones como la canalización del barranco de Barenys, en Salou (6,8M€), o la construcción de la rotonda de acceso a la futura ZAL, en La Pineda (3,6M€), recibirán financiación este 2023. En materia de educación, también se reservan fondos para el nuevo instituto que se está construyendo en Roda de Berà (4,6M€) o la reforma del instituto Ramon Berenguer IV de Cambrils (553.000€). Asimismo, el departamento de Interior contempla 3,3 millones para seguir adelante con otra de las grandes obras que está llevando a cabo en el territorio, la comisaría de los Mossos d’Esquadra en Torredembarra. Otras inversiones destacadas para este año son el nuevo colector de aguas de La Riera de Gaià, para el sistema de saneamiento de Altafulla (2,9M€), o la urbanización del Camí de la Porrassa en Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant (715.842€).

Comentarios
Multimedia Diari