La EMT invertirá 38 millones para incorporar 35 buses de hidrógeno

La licitación nace de la necesidad de reducir la antigüedad de la flota y, al mismo tiempo, conseguir la descarbonización de la movilidad y un transporte público con cero emisiones

| Actualizado a 04 octubre 2022 23:35
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Transports (EMT) aprobó, el pasado 29 de septiembre, el inicio de la licitación de un servicio integral de 35 autobuses eléctricos impulsados con pila de hidrógeno, mantenimiento, reparación y abastecimiento.

Este nuevo modelo de servicio integral de puesta a disposición de 35 autobuses eléctricos impulsados por pila de hidrógeno comporta que el contratista proveerá a la EMT de un servicio que integra la disponibilidad en condiciones adecuadas de marcha de los 35 nuevos vehículos, el mantenimiento de los mismos y su abastecimiento con hidrógeno. Asimismo, también es objeto de estos trabajos la contratación del servicio de reparación de las averías que puedan devenir en los vehículos excluidos del servicio de mantenimiento.

Ahora el 86% es de gasóleo

A día de hoy, la firma dependiente del Ayuntamiento de Tarragona cuenta con 76 vehículos. De estos, 66 unidades utilizan gasóleo, mientras que hay diez híbridos que están en circulación. Antes de acabar este año, sin embargo, está previsto que el porcentaje de combustible fósil se reduzca, ya que deben empezar a rodar los tres vehículos que funcionarán con hidrógeno y que se han comprado recientemente con una ayuda de 600.000 euros por parte de los Fondos Next Generation. Cuando estos tres coches se estrenen relevarán a tres unidades que usan diésel, y que cuentan con una trayectoria de 18 años. En el momento en el que este cambio sea una realidad, el porcentaje que habrá entre híbridos y de hidrógeno en la EMT será del 17%.

La licitación impulsada la semana pasada nace de la necesidad de reducir la antigüedad media de la flota y, al mismo tiempo, conseguir la descarbonización de la movilidad y un transporte público con cero emisiones. Según datos facilitados por el Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya, los buses de diésel generan un consumo de 56 litros de diésel cada cien kilómetros, una cifra que en el caso de los que van con hidrógeno se reduce en un 30%, ya que consumen 39,2 litros. Sin embargo, especialmente significativa es la reducción con los eléctricos, cuyo uso baja hasta los 13,84 litros.

El objeto del servicio, que apenas inicia su fase de licitación, consiste en un nuevo modelo de servicio integral de descarbonización basado en tecnología de hidrógeno como vector energético para conseguir las emisiones cero. El valor estimado del contrato será de 38.169.600,00 euros y tendrá una duración máxima prevista de 14 años. Una de las ventajas de esta actuación, aparte del rejuvenecimiento de la flota, es la desvinculación de los costes operativos del servicio que presta la EMT de la evolución del precio del petróleo y de la energía eléctrica, al tiempo que representará un salto cualitativo y cuantitativo en favor de la lucha contra el cambio climático y la contaminación atmosférica.

El presidente de la EMT, Jordi Fortuny (ERC), destaca que «esta licitación representa un cambio de paradigma en la movilidad pública», a la vez que añade que «el cambio nos favorece a todos, dado que este hecho es un importante punto de inflexión en la dirección hacia el objetivo de descarbonización de la ciudad».

Comentarios
Multimedia Diari