El recorrido de la Baixada de l’Àliga contará con megafonía

El Ayuntamiento de Tarragona llama a la «corresponsabilidad ciudadana», en un acto que se espera que sea el más multitudinario de las fiestas de Santa Tecla

| Actualizado a 12 septiembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Baixada de l’Àliga es, tradicionalmente, el acto más multitudinario de las fiestas de Santa Tecla. Y, teniendo en cuenta la gran afluencia de público y participación que se ha registrado este fin de semana en los actos previos a las fiestas, se espera que sea una Baixada de l’Àliga de récord. Por eso, el Ayuntamiento de Tarragona –entidad organizadora del acto– ha preparado medidas excepcionales para un acto que se espera excepcional. La más destacada de todas es que, a lo largo del recorrido, habrá un sistema de megafonía que recordará a los participantes las normas de funcionamiento de la Baixada y también algunas instrucciones. Además, para esta ocasión, el Consistorio ha reforzado todo el dispositivo de seguridad y el sanitario.

«Las circunstancias y la gran afluencia de público que se espera nos han llevado a replantearnos el acto», explica la concejal de Cultura i Festes del Ayuntamiento de Tarragona, Inés Solé, quien añade que «hemos optado por fijarnos y coger como modelo iniciativas de otras fiestas, también multitudinarias, como es el caso de la Patum de Berga, e incorporarlas a la Baixada».

La más importante, según Solé, es el refuerzo de seguridad desde todos los niveles, desde los servicios sanitarios hasta Protecció Civil, pasando por Guàrdia Urbana. Todos ellos estarán coordinados desde un centro de coordinación, ubicado en la Part Alta. «Por norma general, en la Baixada de l’Àliga no se ven todos estos actores, pero están. Y este año, reforzados», añade Solé.

La principal novedad de esta edición es la puesta en marcha de un servicio de megafonía a lo largo del recorrido. De los altavoces saldrán mensajes y falcas a modo de recomendaciones e instrucciones, para el buen funcionamiento del acto. «Creemos que en la Baixada hay un elemento clave que es la corresponsabilidad ciudadana. Todos los participantes tienen la responsabilidad de que todo vaya bien», explica la concejala, quien añade que «nos hemos marcado como objetivo que esta festividad sea ejemplar, desde todos los puntos de vista. Todos somos parte de la fiesta y, por lo tanto, tenemos un papel clave de responsabilidad».

Algunos de los mensajes que se podrán escuchar por la megafonía de la Plaça de les Cols, desde las ocho de la tarde, son que los participantes deberán saltar individualmente o, como mucho por pareja, y que se deberán seguir las instrucciones de los portants y de la organización. «Los cordones que se forman alrededor de los elementos son esenciales para el buen funcionamiento. Hay que hacerles caso», dice Solé.

Otras de las instrucciones que se escucharán por los altavoces son que se debe respetar el paso de las bestias y de los gegants, y que no se podrá acceder al espacio de la Baixada ni con latas ni con botellas. Y es que una de las principales novedades de esta edición es que el dispositivo de seguridad previsto para liberar el espacio de todos estos objetos de riesgo se avanzará de hora. Los agentes de Protecció Civil y la Guàrdia Urbana empezarán a hacer los controles sobre las ocho de la tarde.

Por el sistema de megafonía también se irá informando repetidamente de dónde estarán ubicados los servicios sanitarios, por si es necesario acudir en caso de incidente. Mientras la Baixada discurre entre la Plaça de les Cols y la del Rei, las ambulancias estarán situadas en la calle Pare Iglesias y en las plazas del Fòrum y del Rei. En la segunda Baixada, se añadirá otra ambulancia en la Plaça de la Font.

Por último, otra de las medidas que ha activado el Ayuntamiento este año es controlar la venta de alcohol en establecimientos no autorizados. «Aquí sí que será necesaria la intervención policial, ya que habrá que iniciarse un procedimiento administrativo, si es necesario», comenta Solé.

Con todo ello, el Ayuntamiento de Tarragona hace un llamamiento claro a la corresponsabilidad ciudadanía.

TGN vive su día grande

Como cada medianoche del 21 de septiembre –menos los dos últimos años–, Tarragona vive su día grande con la Baixada de l’Àliga. Horas antes de empezar, la Plaça de les Cols se llena de tarraconenses con ganas de darlo todo. Sobre todo, de bailar y saltar a ritmo del Amparito Roca, junto con algunos elementos del Seguici, como L’Àliga, el Lleó, la Mulassa y los Gegants Vells.

La cita es a las doce de la noche, desde las escaleras de la Catedral. Después de bajar los diecinueve peldaños, la comitiva sale de la Plaça de les Cols, dirección la calle Merceria. El itinerario sigue por la Plaça del Fòrum, la calle Santa Anna, hasta llegar a la Plaça del Rei. En este punto, termina lo que se conoce como Primera Baixada, y el acto da paso a una media parte –de aproximadamente una hora, en la misma Plaça del Rei–. Este año, la verbena estará amenizada por la orquesta Wasa Corporation.

A la una y media de la madrugada, empezará la Segunda Baixada. Mismos elementos, mismo funcionamiento. En este caso, el recorrido sigue por la Baixada de la Peixateria, la calle del Cós del Bou y la Plaça de la Font. La llegada de los elementos al Ayuntamiento está prevista para las dos y media. Entonces empezará lo que se conoce como el Ball de l’Any, donde las bestias y los gegants entrarán en el Palau Municipal y bailarán en el balcón para toda la ciudadanía. La fiesta acabará con una hora de música y baile en la Plaça de la Font.

Comentarios
Multimedia Diari