Tarragona abre el Palau cuatro años después y espera tenerlo al 100% antes de 2023

Club Esportiu Kalos y TGN Handbol ‘estrenan’ el recinto, que tendrá parqué en toda la pista antes del 31 de diciembre

| Actualizado a 04 octubre 2022 21:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Esta tarde, exactamente 1.555 días después de la ceremonia de clausura de los Juegos del Mediterráneo del 1 de julio de 2018, el Palau d’Esports ha pasado al fin a ser ocupado por los clubes y entidades de la ciudad. Tras cuatro años, tres meses y dos días de negociaciones, desencuentros e imprevistos, este martes 4 de octubre pasará a la historia como el día del reset de un equipamiento que supuso una inversión de más de 18,4 millones de euros por parte de la Generalitat de Catalunya.

El reto de estrenar la instalación –que ya había sido usada durante los Juegos de 2018, la vacunación del coronavirus y eventos esporádicos como el Circuito Movistar ACB 2019, la Mitja Marató y la Lliga Catalana 2022– ha ido a cargo del Club Esportiu Kalos y el Tarragona Handbol Club, que han ejercido como conejillos de indias de las once entidades que, a diario de lunes a sábado, usarán el complejo de Campclar. «La altura es excepcional. La verdad es que ganamos mucho, seguro que servirá para potenciar la gimnasia rítmica», indicaba la directora técnica del Kalos, Patricia Bello, quien detallaba que, hasta la fecha, los deportistas de la entidad debían ejercitarse hasta la pasada semana en el pabellón de Sant Pere i Sant Pau y Constantí, que tienen mucha menos altura.

La pista de la gimnasia rítmica se ha habilitado en la parte central, con una doble capa de moqueta. Asimismo, en un extremo está una pista con el PVC que se compró para los Juegos del Mediterráneo de 2018 en la que entrenarán el Tarragona Handbol Club y el Volei Sant Pere i Sant Pau. Los primeros ya lo han hecho este martes, primero con los cadetes masculino y femenino y, ya por la noche, con el sénior masculino de Cuarta Catalana. «Para nosotros venir aquí es una gran oportunidad. Los chavales tienen mucha ilusión porque estamos convencidos de que permitirá abrir el club a la ciudadanía más joven de Ponent», indicaba el presidente del Tarragona Handbol Club, Sebas González, quien recalcaba que, de momento, la entidad seguirá jugando sus partidos oficiales en Sant Salvador.

Faltan el parqué y las cortinas

Desde el Ayuntamiento, la concejal de Esports –María José López (ERC)– reconocía sentirse «muy contenta y emocionada» con la apertura a los clubes. «Es una muy buena noticia. Después de mucho trabajo hacemos lo que habíamos dicho: abrirlo para eventos importantes como la Lliga Catalana y, hoy, para los clubes», recalcaba la integrante del ejecutivo de la Plaça de la Font.

De momento, el pabellón ha abierto a las entidades sin estar al completo, ya que faltan las cortinas separadoras de las pistas –ahora hay una de provisional– y el parqué que cubra todo el espacio deportivo. En este sentido, las dos pistas de baloncesto que se han habilitado están sobre la superficie del parqué que se usó para la Lliga Catalana. Cuando haya el material definitivo, el ya instalado se guardará para los grandes eventos.

A día de hoy, el planteamiento del gobierno local (ERC-Junts per Tarragona-CUP) es que el Palau puede funcionar al 100% en menos de cien días. «Todo está en manos de la tramitación administrativa, pero si en diciembre tenemos el material haremos lo posible para instalarlo», afirmó ayer López. Para ello, el consistorio tiene previsto llevar a cabo una inversión de 315.000 euros que debe servir para que la joya de la corona del Anillo de Campclar pueda suponer el punto de inflexión que necesita el deporte social y de base de la ciudad de Tarragona.

Comentarios
Multimedia Diari