Vecinos de Llevant se pronuncian contra el albergue juvenil

En una consulta organizada por la plataforma Pro Llevant, contraria al proyecto, el ‘no’ fue mayoritario

| Actualizado a 24 julio 2022 10:57
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La entrada del Club Tennis Tarragona fue el lugar elegido por la plataforma Pro Llevant para organizar ayer una consulta vecinal sobre el albergue juvenil que la Generalitat de Catalunya habilitará en la antigua Ciutat de Repòs i Vacances.

Marc Guasch, portavoz de la plataforma, contraria al proyecto, explicaba que la idea era que votaran los vecinos de Cala Romana, Urbanización Mirador, Platja Llarga, Colls Majors y Pasatge Brisamar (los de Boscos lo hicieron en mayo). Podían votar tanto quienes estaban empadronados en una de estas zonas como quienes tuvieran una propiedad en la misma, aunque no había un censo. Finalmente lo hicieron 283 personas, 275 por el ‘no’ al albergue y 4 por el sí. Hubo 4 votos nulos.

Las personas que participaban en la consulta tenían dos papeletas, una con el sí y otra con el no, que debían coger ante la mirada de los organizadores y meterla a la urna, con lo cual era fácil suponer el sentido del voto de cada uno. Había, además, una tercera papeleta en la que podían responder a la pregunta «¿En qué te gustaría que se convirtiera la Ciutat Residencial? Las respuestas posibles eran tres: centros de salud, centros educativos y equipamientos polideportivos. La opción más votada fue centros sanitarios (59,4%), seguida de equipamientos deportivos (24,8%) y centros de salud (7,9%).

Preguntados sobre por qué se oponen al albergue juvenil Guasch explicaba que «un albergue es completamente innecesario porque nosotros hemos estado haciendo una labor de investigación y en Catalunya hay unas 5.000 plazas de alberguistas. Este albergue en Tarragona con 550 plazas superaría el 10% de las plazas totales... Los albergues son deficitarios y tienen una ocupación media de un 37% por artículos que hemos podido ver». Reivindicaba, además, que no se ha consultado a los vecinos sobre las necesidades reales de los barrios de Llevant.

Guasch no mencionaba el que en un principio había sido el caballo de batalla de los vecinos contrarios al proyecto: la posibilidad de que en el equipamiento se alojara a menores extranjeros no acompañados (algo que la Generalitat ha desmentido en varias oportunidades). Sí que había una octavilla en la se preguntaba «¿Qué usos se hacen de los albergues Xanascat?». En la misma había códigos QR que enlazaban a noticias sobre albergues donde en 2018 y 2019 se albergó provisionalmente a estos menores.

Más votaciones.

El siguiente paso de la plataforma será una consulta a los vecinos de l’Arrabassada y Via Augusta. Además volverán al pleno municipal (de donde fueron expulsados el viernes) después de verano.

Comentarios
Multimedia Diari