Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

6 medidas para evitar riesgos dentro de un túnel

La actual configuración de muchas ciudades incluye túneles que aligeran la circulación, pero que también maximizan cualquier problema dentro de ellos. Hay que tener en cuenta que es un recinto cerrado, por lo que puede provocar un mal aún mayor en caso de precisar una evacuación, por lo que es imprescindible tomar ciertas medidas de prevención para evitar situaciones de riesgo. Autocasion.com te cuenta qué precauciones básicas debes tomar al entrar en un túnel.
Whatsapp
Conducir dentro de un túnel implica una serie de riesgos de los que no somos conscientes la mayoría de las veces.

Conducir dentro de un túnel implica una serie de riesgos de los que no somos conscientes la mayoría de las veces.

Los túneles son trayectos fuera de lo corriente en el tráfico, aunque sean frecuentes, y es necesario tomar ciertas medidas de precaución para evitar situaciones de riesgo. Debemos tener en cuenta en todo momento que un túnel es un recinto cerrado, por lo que cualquier problema dentro de él puede provocar un mal aún mayor en caso de precisar una evacuación. Autocasion.com te cuenta qué precauciones básicas debes tomar al entrar en un túnel.

1.- ENCIENDE LAS LUCES

Un problema que surge con la incorporación de las luces de marcha diurna en los modelos más modernos es que sus propietarios no saben que sólo funcionan en los faros delanteros, pero los traseros siguen apagados. Cada vez es más frecuente entrar en un túnel y ver (a veces más bien “entrever”) que el coche que nos precede va sin luces. Es básico encender el alumbrado de cruce antes de entrar en el túnel. Incluso los coches con sistema de encendido automático de los faros tardan unos segundos en reaccionar. Debemos tener en cuenta que el ojo humano tarda unos segundos en

habituarse a la mayor oscuridad del túnel durante el día, de modo que, en los primeros metros al entrar en él, es cuando peor vemos, justo cuando el sistema de encendido automático de luces aún no ha reaccionado. ENCIENDE SIEMPRE LAS LUCES ANTES DE ENTRAR EN EL TÚNEL.

2.-RESPETA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Una de las peores situaciones que puede ocurrir en dentro de un túnel es un choque en cadena. El motivo es que, al estar en un recinto cerrado, la escapatoria es complicada, lo mismo que el acceso de los servicios de emergencia que sean necesarios. La mejor manera de evitar un choque en cadena es mantener una distancia prudente respecto al coche que nos precede.

3.-FÍJATE EN LAS CARACTERÍSTICAS DEL TÚNEL

Además de vigilar al resto del tráfico, en los túneles hay señales que indican dónde están las salidas de emergencia y los equipos de extinción de incendios. No está de más que te fijes en dónde se sitúan estos elementos por lo que pueda pasar. Un detalle que tal vez hayas visto y del que quizás no te hayas percatado es que en algunos túneles hay unas luces de galibo azules intercaladas entre las blancas. Este tipo de luz es un requerimiento de las normas europeas de seguridad y tienen dos funciones básicas: por un lado, rompen la monotonía de la iluminación del túnel y aumentan la alerta del conductor y, por otro, según determinados estudios psicológicos, reducen el estrés en personas con tendencia a padecer claustrofobia. Es decir, nos mantienen alerta pero relajados.

4.-ANTICÍPATE A LA ENTRADA Y A LA SALIDA

Debido al retraso en la reacción del ojo humano, tanto el momento de entrar como el de salir del túnel son los de máximo riesgo, pues es cuando

peor vemos. Antes de entrar, prepárate encendiendo las luces y quitándote las gafas de sol si las llevas. Antes de salir, vuelve a ponerte las gafas de sol e incluso coloca el parasol del coche para evitar en lo posible “salir a ciegas” al deslumbrarte la mayor cantidad de luz. Como son los puntos más peligrosos, mi consejo es que también reduzcas ligeramente la velocidad y te prepares para frenar por si otro conductor no ha tenido la precaución suficiente y ha tenido un accidente. Los puntos negros de un túnel son precisamente los que más luz suelen tener, paradójicamente.

5.-EVITA MANIOBRAS BRUSCAS

En los túneles, el asfalto suele tener menor adherencia que en el exterior. Especialmente los días de lluvia (aunque dentro no llueva, traemos los neumáticos mojados), es muy fácil resbalar y tener un accidente. También aumentan las distancias de frenado, otro motivo más para mantener una distancia de seguridad apropiada.

6.-NO TE DETENGAS EN UN TÚNEL

Salvo que sea absolutamente imprescindible (porque el motor se para, por ejemplo), evita detenerte dentro del túnel. Haz todo lo posible por continuar la marcha hasta salir fuera de él. Si el túnel es muy largo, lo normal es que cada cierta distancia existan “refugios” en los que poder detenerse apartando el coche del tráfico. En caso de tener que detenerte en el túnel, lo principal es señalizarlo con las luces de avería, chalecos reflectantes y los triángulos de emergencia a una distancia que permita reaccionar al resto del tráfico, no a 5 metros del parachoques de tu coche.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También